Cándido Ruiz Ruiz. “La niña que tomó fosforos”

 pb130225_phixr

Cándido Ruiz Ruiz (1866-1926)

separador-para-web

.

Muchos somos los grazalemeños, de cuna o corazón que “desterrados” de nuestro pueblo, sentimos la enorme melancolía de su ausencia. Lejos de  nuestros infantiles sueños en los que nos veíamos regresando a Grazalema con la fortuna suficiente como para establecernos en ella, dicho sea de paso sin dar puñetero golpe; se impone la triste realidad de una forzada y permanente distancia preñada de obligaciones y prisas.  Es quizás, esa añoranza melancólica, la que impele a nuestros mayores, ausentes de su tierra a pedir, conforme se van acabando sus días, que su descanso definitivo sea bajo la sombra de estas montañas.

Uno de estos desterrados enamorados del cielo de nuestro pueblo es Luís Ruiz, extrañado como yo en Málaga.

 Los que empezáis a rondar los cincuenta aún recordareis a su padre Luís, funcionario del Ayuntamiento, al que con insistencia cansina todos le preguntábamos cuantos litros habían caído, tras las últimas lluvias, para después quedarnos pendientes del “Parte” diario de las tres de la tarde  en el que Mariano Medina hablaría de un pueblecito de Cádiz en el que llovía de una forma inusual. Aún recuerdo su delgada figura encorvada y su cabeza cana regresando del Ayuntamiento a su casa (la de la Cruz de la callejita entre la Parroquia y San Juan) seguido de Sultán el Cocker Spaniel negro de su hijo Miguel. 

Luis Ruiz padre, siempre paciente y amable ante nuestras preguntas “heredó”, la Estación Meteorológica de Grazalema de su padre Cándido Ruiz y Ruiz,  grazalemeño nacido en 1866, que fue quien inició las mediciones extrañado y curioso ante lo inusual de este  fenómeno meteorológico. 

Cándido Ruiz, ha sido uno de los grazalemeños, que mayor memoria ha dejado en nuestros paisanos en el presente siglo. Tal y como me contaba su nieto fue ”Maestro de instrucción pública, titular de la Escuela Pública de niños num. 3  hasta un año antes de su fallecimiento ocurrido en 1926. En el ejercicio de su profesión utilizó  métodos educativos muy adelantados para su tiempo.  Tuvo gran interés en inculcar a sus alumnos el conocimiento y amor por la naturaleza,  enseñándoles a respetar animales, plantas y su entorno. … ¡¡en aquellos años que era  entretenimiento infantil apedrear gatos, perros y gallinas…!!.”

También me dice Luis, que “… con ayuda de un compañero de su abuelo llamado, Alberto Durán,  pintó una bóveda celeste en el  techo de una sala de su casa, para que los niños aprendieran el nombre y posición de los planetas, forma de las constelaciones, vamos, un planetario en Grazalema en los primeros años del siglo XX… ¡¡que tiene su miga…!!”

Más cosas podemos contar y contaremos en otro momento de Cándido Ruíz. Ahora nos centraremos en su faceta poética y epistolar,  celosamente conservada por su nieto y que revelan una amplia cultura, sentido del humor  y vivo ingenio.

Hoy hemos elegido un poema incluido en una carta en la que de una forma satírica cuenta a su amigo José María Casas, uno de los últimos acontecimientos acaecidos en la Grazalema del año 1.900.

  

La niña que tomó fósforos. Carta a Jose M. Casas.

.

 Quiero contarte una cosa

que en éste pueblo ha pasado

y que ha puesto en gran cuidado

a toda la gente moza.

Vive aquí una muchacha

que servía con Clarita:

no es fea ni bonita,

ni tonta ni vivaracha

.

Y para su suerte o desdicha

como cosas de éste mundo,

tenía un novio, Facundo,

el hijo de la “Porricha”

.

Amores que con pasión

en la chica arraigaron

y cual yedra se enredaron

en su frágil corazón.

.

 Facundo metió la pata;

es decir, no la metió;

mejor dicho: se marchó

dejando triste a su chata.

.

Entonces a la muy indina

tan gran coraje le dió

que dos cajas se tomó,

de fósforos de cocina.

.

No murió, (es bien lo diga)

pero sufrió penas, sinsabores

y agudos fuertes dolores

los dolores de barriga.

.

¿Para qué vivir quería

en éste pícaro mundo

si le faltaba Facundo

su ilusión y su alegría?

.

Hago punto ya: aquí mismo.

Creas tú o no lo creas

si ésto no es  romanticismo,

¡¡¡ Que venga Dios y lo vea !!!

.

.

 

 images

Anuncios

Publicado el septiembre 21, 2013 en Relatos y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: