Potaje de Tagarninas de Grazalema

20140421_142525

separador-para-web

 Por Isabel Salas Organvídez

 

En una entrada anterior ya comentamos como la tagarnina, conocida en otros lugares como cardillo o cardo de olla, es muy apreciada en las sierras de Cádiz y Málaga; constituyendo un complemento natural de las dietas humildes en las épocas de escasez, al ser una planta silvestre que puede recolectarse en nuestros montes durante los primeros meses de la primavera, hasta el mes de abril, en el que ya ha  crecido en exceso y es difícil de recolectar por las espinas que presenta su tallo.

También hemos comentado, que a pesar de ser  mas tierna y menos amarga que el esparrago, es una total desconocida de la gastronomía oficial, quedando solo reservada para los mejores paladares que quieran visitar lugares donde se la venera como en Grazalema.

Se puede preparar de muchas formas; con arroz, en guisos, revueltas, etc,. Hoy os dejamos la receta del potaje de tagarninas.

 

20140423_142254

El arroz con tagarninas con abundante ajo, es una de las formas mas sencillas y sabrosas de preparar esta singular planta.

separador-para-web

Ingredientes:

 

-350 gramos de garbanzos

-Tagarninas
-1 cebolla

-1 Pimiento verde grande

-1 tomate grande
-Aceite de oliva
-6 dietes de ajo
-1 hoja de Laurel
-Sal, Pimentón dulce y Comino.

-Rebanadas de pan frito.

-1 Pastilla de caldo de carne

-1 Huevo duro.

 

descarga

 

Preparación

.

Los garbanzos (los mejores garbanzos de la provincia de la Sierra son los de Los Villalones”, zona cortijera entre Setenil y El Gastor) estarán a remojo desde la noche anterior con abundante agua y un puñado de bicarbonato.

Se pone agua en el puchero, (los potajes requieren escasa agua para que queden espesos) y cuando está a punto de hervir se añaden los garbanzos, la pastilla de caldo, la cebolla, el tomate, el pimiento, y el comino que pueda cogerse entre las yemas de dos dedos. Igualmente añadimos las tagarninas que habrán de haber sido troceadas y lavadas previamente a conciencia para eliminar su abundante tierra.

Se pone aceite de oliva (de la Ribera o de la Batana preferiblemente) en una sartén y se fríen en el, tres dientes ajos a los que hemos eliminado el corazón, reservándolos en un mortero. Añadimos al mortero otros tres dientes de ajos, esta vez crudos a los que igualmente hemos quitado el corazón.

A continuación en el mismo aceite, se fríen varias rebanadas de pan que se añaden  al mortero. Finalmente  echamos una cucharada de postre colmada de pimentón dulce en el aceite y lo retiramos inmediatamente para evitar que se queme; añadiendo el aceite y el pimentón al mortero.

Se deja hervir todo el tiempo necesario hasta que los garbanzos estén tiernos, según la calidad de los garbanzos, o durante cuarenta minutos si utilizamos una olla exprés.

Una vez los garbanzos están tiernos, añadimos al puchero el contenido del mortero, bien majado, removemos y le damos un hervor. Añadimos un huevo duro troceado, sazonamos  servimos y sinceramente disfrutaremos.

 

 

 

images

Anuncios

Publicado el mayo 12, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: