La Zapatería de los Campos

mesa-zapatero5121_phixr (1)
separador-para-web

Juan Andrés Gómez

 

Hasta el día que entraron las fuerzas militares en Grazalema, (año 1.936) con motivo de la “Guerra in – civil”, funcionó un taller de zapatería en nuestro pueblo, en el que trabajaban hasta ocho oficiales de zapatero.

El propietario era: José Villalobos Vázquez. (Pepe “Campos”). Era el mayor de siete hermanos: Manuel, Rafael, Juan, Joaquín, Ricardo y Teresa. Cada uno de ellos fue emigrando de Grazalema en distintos momentos: Manuel a Jerez, Ricardo a Cortes de la Fra. Teresa y otro de ellos se fueron a América. Quedando Pepe al frente de la modesta industria del calzado.

Sus empleados fueron:

Pepe Franco (Pepe el Bizco), Antonio Ramírez Pozo (Currito el Pulinario), Vicente Ropero, Manolo Castillo, Rafael Manzano, Esteban Heredia, Rafael Villalobos Serrano y algunos más a lo largo de la historia del taller.

Dicho taller estaba ubicado en la calle Corrales 1º, junto a la casa denominada “El Centro” me imagino esta casa como un ateneo ó ¿Casa del Pueblo?. En esta casa era donde se realizaban reuniones ó asambleas de los vecinos del pueblo que tenían algún interés político-social ó cultural; donde se leía el periódico en voz alta a la concurrencia, “letrada y no letrada”, a la vez se opinaba y compartían ideas y vicisitudes del vecindario.

.

12193832_714654718667320_2891002911104988666_n_phixr - copia

José Villalobos Vázquez (Pepe Campos) junto a un sobtino

.

Como decía, junto al “Centro” estaba la zapatería de “Seño Pepe Campos”. No tengo datos sobre el inicio ó cuando comenzó a funcionar esta industria familiar, lo que sí sé, es que (según cuenta mi madre), el apodo “Campos” lo lleva la familia de tiempo inmemorial y se le atribuye a la tarea del reparto de los artículos elaborados en la zapatería, por …”los campos” de Grazalema y los de otros términos de pueblos vecinos, incluso eran llevados con caballo hasta las Campiñas de Jerez. (Mi madre es conocida por Pepita Campos), es la segunda de tres hermanos, Miguel y Juan José Gallardo Villalobos. Tiene actualmente 95 años y es nieta de Sr.Pepe Campos).

 .

12233273_718332554966203_806458998_n_phixr (1)

José Villalobos Serrano con su hija Agueda. Llego a nosotros como: Tito Pepe el que se fué a Argentina. Allí vivio hasta su fallecimiento

.

Las pieles curtidas, algunas eran elaboradas en las Tenerías en Grazalema, por ejemplo siempre recuerdo, la que me comenta que había junto a Las Pilas de la Fuente Abajo, aprovechando las correntías de agua sobrante, llenaban unos Pilones que era donde curtían las pieles. El propietario de ese curtidor era Don Trabajoso, ignoro el porqué de este nombre ó apodo, al parecer era un hombre algo gruñón y de carácter serio.

Otras veces cuando el corte del zapato era para las mujeres ó los que se calificaban “de vestir” ó sea más elegantes, se los surtían de Valverde del Camino. Me reitero al contar estas cosas, en la procedencia de la fuente de información, se lo escucho contar a mi madre. Ella presume de unos zapatos “abotinaos” en color corinto, que eran una preciosidad que se los hizo su tío Rafael y el corte se lo había regalado el vendedor que venía de Valverde del Camino.

.

12231160_718332238299568_1386911965_n_phixr

El que está sentado de lado en la silla es Juan Villalobos Serrano Y junto a él Juanito Lele, en alguna de sus tertulias.

Cuando entraron “Las Fuerzas” en el pueblo, la familia salió en la huida como todo el vecindario, aterrados de miedo por la agresividad del momento y sin poder llegar muy lejos, toda la familia se acogió en un rancho cerca de la Fuente del Cañuelo, que regentaba y explotaba Miguel García y su esposa María Villalobos Serrano, yerno e hija de Pepe Campos.

Pasadas un par de semanas y cuando la situación parecía estar más tranquila, volvieron al pueblo y se encontraron la casa totalmente saqueada, desvalijada y todo destrozado. Esas pérdidas, unido a los años de penurias y miserias posteriores, hizo que esta familia y su industria se desintegraran para siempre. De tal manera, que en un año fallecen el abuelo Sr. Pepe “Campos”, su mujer Águeda Serrano Guerrero y dos de sus hijos, Teresa Villalobos Serrano (mi abuela) y su hermano Juan Villalobos Serrano.

.

12226688_718331441632981_1474376451_n_phixr

Isabel Villalobos Serrano y su hermana María villalobos Serrano junto a una prima de Cádiz “Encarna. Miguel García esposo de María. Mi madre y mis hermanos: Antonio en brazos Pepe Sebastian mi primo y Yo

.

En los años posteriores y al resurgir de las cenizas el país y poco a poco nuestro pueblo también, fue apareciendo de nuevo el gremio de los zapateros en Grazalema, ya en talleres personales con una sola banqueta de trabajo y casi todos tenían algún aprendiz.

Los aperos y máquinas de la zapatería familiar, siguieron haciendo zapatos en otras manos y en otras zapaterías, me imagino que como en todos los conflictos bélicos al ser arrasado el pueblo, desperdigarse todo y producirse los saqueos, siempre hubo quien se benefició ó salió menos perjudicado dentro de la tribulación y el destrozo general.

.

12226779_718332141632911_257008726_n_phixr (1)

Pepita “Campos” con 16 años

.

De los que trabajaron con mi bisabuelo Pepe, yo conocí a varios; Manolo Castillo, C/ Arcos, Rafael Manzano, C/Empedrada, Vicente Ropero en los Corrales 1º y Esteban Heredia C/ Las Piedras. Después surgieron otros vecinos del pueblo que se dedicaron a esta noble artesanía de la zapatería, fueron:

• José María Borrego en C/ Corrales 1º su primo Miguel en C/ Tinte Alto.
• Cristóbal “El Lopito” en Alameda del Prado.
• Pedro Nieto en C/ San Daniel? Bajando hacia El Montón.
• Matías en Las Siete Callejas.
• Joaquín Barea, como olvidarse de un hombre tan entrañable, que tan buenos ratos nos proporcionó, él y sus hijos. Jamás le estorbábamos en su taller por mucho que entráramos ó saliéramos. Planeando y contando las cacerías de Líria, él nos llevaba y nos enseñó ese arte de cacería, al que después nos fuimos doctorando cada uno por nuestra cuenta.

 

12255582_718332178299574_968258279_o_phixr (1)

Pepita “Campos” y sus hermanos Juan José y Miguel

No sé si se me olvida mencionar algún zapatero, si es así ruego me perdonen. Mi intención ha sido dar gloria a tan digna labor artesana y que por tanto tiempo fue una profesión florida en Grazalema.

Curiosamente creo que en la actualidad no hay nadie que se dedique en el pueblo a esta tarea, es cierto que ya no se hacen zapatos a medida, pero algún que otro arreglo sí que se realiza y estamos viviendo tiempos en los que no hay más remedio que reinventarse.

Por cierto merece recordar:….. “Que los zapateros no trabajaban los Lunes”. Había que descansar de la cacería de Líria del Domingo.

Hace muchos días que no entro en estas páginas y hoy aprovecho para compartir esta discreta narración de lo que conozco de mis antepasados por parte de mi madre. Seguro que habrá más cosas que contar, ya que era una família muy amplia, pero a mí me llegó esto y me parece interesante compartirlo con mis paisanos como una de esas páginas de historia que vivieron nuestros ellos. Cuando además de las mantas,(que no es poco) se hacían otras cosas interesantes para la época.

Un saludo para mis paisanos y amigos.

 

P.D. Esto es como un homenaje a mis antepasados. Juan Andrés Gómez

 images1

Anuncios

Publicado el diciembre 8, 2015 en Uncategorized y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. Luis Ruiz Navarro

    Gracias Juan Andrés, por ésta historia. Recuerdos que nos llevan a la zapatería de Joaquín…y un corro de niños -zagales- que embobados, escuchábamos fantásticos relatos de sus cacerías con liria..con sus verdades y “exageraciones” como todo cazador…todo ello sin dejar su trabajo en un rítmico ir y venir con la lezna, tirar de la cuerda con “cerote”, y pasarse la lezna por la cabeza para -decía- engrasarla… ¡¡que tiempos, sin prisas
    para nada…!!

  2. Bonitos recuerdos de los zapateros de Grazalema. Joaquín era cuñado de mi tía, y por ahí viene mi enlace familiar con Grazalema. Recuerdo cuando íbamos de visita y me encantaba sentarme en su taller y escucharlo hablar mientras cosía y pegaba botas y zapatos. Y lo de pasar la lezna por su cabeza para que corriera mejor (como ha comentado ya Luis Ruiz Navarro) era un movimmiento que hacía mecanicamente, casi sin pensarlo. Mientras, nos contaba como sería esa “carretera turística” por el Puerto de las Palomas, que sería buena para el pueblo, pues vendrían muchos forasteros a subir por allí.

  3. Gabriel Naranjo Carrasco

    Buenisimo el relato y las memorias Juan Andres!
    Yo recuerdo tambien de zapatero a Miguel….tio de Teresa y Juanito Miguel.
    Leo con tristeza la parte en la que describes la perdida de el unico bien que tenian tus antepasados para ganarse la vida.
    Este oficio desgraciadamente tambien se ha perdido en Grazalema……los nuevos tiempos han traido muchas cosas buenas pero tambien hemos perdido otras que se deberian haber conservado.
    Un abrazo.
    Gabriel

  4. Cándido Gutiérrez Nieto

    Coincido con los comentarios; me producen mucha nostalgia estas historias. La verdad que hay una generación (la que ahora escribe y dice que le gusta recordar) que somos un puente con esos tiempos ya del pasado “casi” lejano. Si nuestra memoria se pierde se perderá la de los que vienen detrás. Así que Luis, Gabriel, Juan Andrés, y otros muchos, no dejéis de recordar y contar; es muy importante. El testigo está en vuestras manos. Gracias a todos. Abrazos.

  5. Gabriel Campuzano

    No se si os acordáis del juego que Joaquin hacía a los inocentes que pasaban por su taller y caian en sus manos. Se llamaba ” El Pichirriqui”. Si no os acordáis, quedamos un día y jugamos.Por favor el que se acuerde que no desvele el secreto. Se pasa un rato divertidísimo. Un abrazo para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: