La Segunda República en Grazalema y la figura de Andrés Peña Ruiz, alcalde republicano

imagesdsda

Artículo publicado en el libro editado por la Consejería de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía: ” La Destrucción de la Democracia: Vida y muerte de los Alcaldes del Frente Popular en la Provincia de Cádiz.

Jesús Román Román*

separador-para-web

.

Introducción

.

Desgraciadamente la quema de los archivos durante el periodo en el que Grazalema permaneció en manos republicanas tras el golpe militar del 18 de julio de 1936 nos ha dificultado sobremanera la investigación. Entre el 24 y el 25 de julio de 1936 se procedió a la destrucción de las iglesias, o lo que quedaba de ellas tras haber sido asaltadas, saqueadas y quemadas el 21 de abril de 1936, y la quema de los archivos parroquial, municipal, del Registro de la Propiedad, el notarial y del Juzgado de Instrucción así como la documentación del Juzgado Municipal, salvo los libros de nacimientos, matrimonios y defunciones que permanecen intactos[1]. Por tanto ha sido necesaria una labor de investigación y recopilación documental en otros archivos así como en fuentes hemerográficas y bibliográficas para reconstruir de una manera aproximada el periodo republicano en Grazalema.

.

Aproximación histórica a la Segunda República en Grazalema.

.

La población de Grazalema en 1931 era de 4.257 personas de hecho y 4.417 de derecho[2]. Atrás quedaban los años de auge económico y poblacional donde Grazalema llegó a tener más de 9.000 habitantes[3]. Este descenso poblacional se debía a múltiples factores, entre los que destacaban la crisis en el sector manufacturero -mantas y paños- que arrastraba Grazalema desde la segunda mitad del siglo XIX, la abrupta orografía, que favorecía el asilamiento de Grazalema de los principales focos económicos, la falta de infraestructuras, principalmente de vías de comunicación, y la escasa importancia de la agricultura debido a los factores orográficos que propiciaba la emigración a la campiña en la épocas de siembra y recolección[4]. Estas condiciones favorecieron la entrada y expansión de las ideas anarquistas que arraigarían en Grazalema desde la década de los 70 del siglo XIX. El movimiento anarquista en Grazalema sufrió altibajos y durante mucho tiempo fue duramente reprimido[5]. Todo cambiará con la llegada de la Segunda República que abrió un tiempo de esperanza para buena parte de la población grazalemeña.

 

sanchezrosa1

El grazalemeño José Sánchez -Rosa fue una de las figuras emblemáticas del primer anarquismo andaluz.

.

La llegada de la República a Grazalema.

.

El 21 de febrero de 1931 el gobierno del almirante Aznar convocó elecciones municipales para el 12 de abril. Grazalema fue una de las 8 poblaciones de la provincia de Cádiz donde el número de candidatos a concejal no superaba los puestos a cubrir por lo que se aplicó el caciquil artículo 29 de la Ley electoral de 1907, convirtiéndose automáticamente los candidatos en concejales sin que se llevaran a cabo las elecciones[6]. Por Grazalema fueron elegidos 11 monárquicos -10 conservadores y un monárquico independiente- y un republicano radical[7].

 

Grazalema Concejales electos a través del  Articulo 29

Concejales a elegir

Conservadores

Monárquicos independientes

Republicanos Radicales

Total

12

10

1

1

12

Fuente: CARO CANCELA, D. Cuadros I y II, págs. 69 y 72.

El 14 de abril se proclamó la Segunda República. Desconozco si poco después de la proclamación de la República el Ayuntamiento pasaría a estar gobernado por una Comisión Gestora representada por elementos de la conjunción republicano-socialista como ocurrió en otras localidades como Olvera o Algar[8]. Sí tenemos noticias que poco después de proclamada la República se organizó una manifestación por las calles grazalemeñas organizada por la Agrupación al Servicio de la República en el que reinó un «gran orden y entusiasmo»[9].

El 14 de mayo, transcurrido un mes desde la proclamación de la República, se decidió convocar de nuevo elecciones en todas aquellas poblaciones en las que se hubiera incoado expedientes de protesta a tenor de lo dispuesto en las circulares del ministerio de la Gobernación del 16 y 18 de abril[10]. Grazalema fue una de las 25 localidades de la provincia de Cádiz donde se desarrollaron de nuevo elecciones locales el 31 de mayo de 1931.

29-4-1931

Noticia publicada en La Vanguardia sobre la manifestación celebrada el día 29 de abril de 2.014 en apoyo a la República

Como dijimos anteriormente la población de Grazalema en 1931 era de 4.257 personas de hecho y 4.417 de derecho. Para las elecciones del 31 de mayo el número de electores ascendía a 2.289 personas. Las elecciones parece que se desarrollaron sin ningún tipo de incidentes. La conjunción republicano-socialista fue la gran vencedora y dentro de estos los radical-socialistas con 778 votos –radicales (PRR) 629 votos y republicanos «indefinidos» 142 votos, sumando ambas  candidaturas 771 votos-. El radical socialista Andrés Peña Ruiz, que sería alcalde durante buena parte de la República en Grazalema, fue el candidato más votado con 180 votos a favor. Fueron elegidos 6 radicales-socialistas, 5 radicales y un republicano «indefinido»[11]. El nuevo Ayuntamiento tomó posesión el 5 de junio de 1931. En el libro 469 perteneciente al Gobierno Civil de Cádiz que se conserva en el Archivo Histórico Provincial de Cádiz donde se recogen, a fecha de septiembre de 1933, las corporaciones municipales por localidades aparece como alcalde en Grazalema el republicano «indefinido» Juan Heredia Vázquez. Desconozco si éste fue el primer alcalde de la Segunda República en Grazalema o su duración en el cargo fue efímera o estaba ocupando la alcaldía en 1933 ya que  hay documentación temprana del periodo republicano en Grazalema en la que figura Andrés Peña Ruiz como alcalde de Grazalema[12].

Resultados de las elecciones Municipales en Grazalema. 1 de Mayo de 1931

 

Candidatos

Votos

Afiliación

Andrés Peña Ruiz

180

Radical Socialista

José Castro Vilches

158

Radical

Miguel Nieto de la Rosa

157

Radical Socialista

Juan Heredia Vázquez

142

Republicano Indefinido

Juan Barea Correa

139

Radical Socialista

Fernando Vázquez Fernández

136

Radical Socialista

Juan García Moreno

132

Radical

Manuel Salguero Chacón

124

Radical

José Horrillo Chacón

123

Radical

Manuel Sánchez Mateos

92

Radical

Francisco Naranjo Fernández

83

Radical Socialista

Francisco Lerena Lobato

83

Radical Socialista

                     Fuente: AHPC, Gobierno Civil, Libro 469, f. 18.

 

2 AbueloJuan-

Juan Heredia Vázquez, primer alcalde republicano de Grazalema

Corporación Republicana. Ayuntamiento de Grazalema (Cádiz).05/06/1931

Nombre y apellidos

Cargo

Filiación Política

Profesión

Juan Heredia Vázquez

Alcalde

Republicano Indefinido

Herrero

Juan Barea Correa

1er Teniente

Radical Socialista

Zapatero

Andrés Peña Ruiz

2º Teniente

Radical Socialista

Zapatero

Juan García Moreno

Regidor Síndico

Radical

Industrial

José Castro Vilches

Concejal

Radical

Talabartero

Miguel Nieto de la Rosa

Concejal

Radical Socialista

Zapatero

Fernando Vázquez Fernández

Concejal

Radical Socialista

Industrial

Manuel Salguero Chacón

Concejal

Radical

Peón Correos

José Horrillo Chacón

Concejal

Radical

Industrial

Manuel Sánchez Mateos

Concejal

Radical

Agricultor

Francisco Naranjo Fernández

Concejal

Radical Socialista

Chofer

Francisco Lerena Lobato

ConcejalDepositario

Radical Socialista

Herrero

Roque Virués García

Secretario

Fuente: AHPC, Gobierno Civil, Libro 469, f. 18.

 

1922089_612204968855852_1376989078_n

Casas Consistoriales de Grazalema durante la II República y la inmediata posguerra. Las ventanas de la planta baja se correspondían a la carcel o arresto municipal.

El 28 de junio de 1931 se celebraron elecciones a Cortes Constituyentes que tendría como fin la aprobación de la constitución republicana. En Grazalema, al igual que pasó en toda la provincia y en España, venció la coalición republicana-socialista. Hemos de suponer que en Grazalema, de fuerte implantación anarquista (CNT), la tasa de abstención debió de ser alta[13].

Resultados Elecciones a Cortes Constituyentes.  28 de junio de 1931. Grazalema

Conjunción Republicana- Socialista

Filiación Política

Votos

Derecha

Filiación Política

Votos

Otros

Filiación Política

Votos

Emilio de Sola Ramos

Republicano

239

Manuel J. Fal Conde

Derecha

46

Dionisio Pérez[14]

CGDR

48

Fermín Aranda y Fernandez Caballero

Republicano

195

Fco. Mier Terán

Derecha

46

Julio Valera

Radical

9

Manuel Muñoz Martinez

Republicano/ PRRS

190

José Llauradó

Derecha

14

Enrique Ocio

Radical “disidente”

14

Adolfo Chacón de la Mata

Republicano

157

José García Juderías[15]

Radical “disidente”

14

Manuel Moreno Mendoza

Republicano

253

Juan Manuel Sánchez

Radical independiente

343

Fco. Aramburu e Inda

Republicano

34

Manuel Adame Misa[16]

PCE

340

Juan A. Santander Carrasco

Socialista

213

Ramón Franco

CGDR

341

Antonio Roma Rubíes

Socialista

610

Rafael Pereira

CGDR

337

Santiago Rodríguez Piñero

Republicano

585

Vicente Arroyo

336

Pedro Molperceres Ramos

Socialista

213

José Bullejos

PCE

335

Fuente: CARO CANCELA, D. op.cit, págs. 118-119.

 

 .

Organizaciones políticas y sindicales en Grazalema durante la Segunda República

.

Como hemos comentado anteriormente Grazalema poseía una fuerte implantación anarquista desde finales del siglo XIX. Hay constancia de organizaciones obreras desde finales del siglo XIX[17]. En 1901 se fundó en Grazalema la organización obrera La Fraternidad, Obreros Artesanos, su fundador fue Salvador Ríos y su primer presidente Antonio Román. Igualmente el republicanismo estaba asentado en Grazalema a principios del siglo XX. El 2 de noviembre de 1913 se constituía oficialmente el Centro Republicano de Cultura Popular fundado por Juan Parra López y cuyo primer presidente fue Miguel E. Salas. Con la llegada de la República comenzaron a organizarse los partidos políticos locales así como las organizaciones obreras:

Asociaciones en Grazalema/Benamahoma durante la Segunda República

 

ASOCIACIÓN

OBJETO

NOMBREFUNDADOR

NOMBRE/PRESIDENTE

FECHAPRESENTACIÓN

FECHA CONSTITUCIÓN

Comité Alianza Republicana(Benamahoma)

Política

Vicente Prieto Álvarez

Vicente Prieto Álvarez

07/05/1931

15/05/1931

Sociedad de Trabajadores en general.

Mejoramiento

Antonio Millán Jiménez

José Rincón Dorado

09/06/1931

21/06/1931

Partido Republicano Radical Socialista

Político

Comisión

José Martín Ruiz

04/10/1932

08/10/1932

Avance Sociedad de Campesinos

Reforma Agraria

José Bocanegra Sánchez

Alonso García Pérez

10/08/1933

20/08/1933

Ateneo Cultural Obrero

Cultural

José Bocanegra Barea

Pedro Rincón Román

19/09/1933

28/09/1933

Círculo de Unión Republicana

Política

05/10/1935

05/11/1935

Fuente: ARCHIVO HISTÓRICO PROVINCIAL DE CÁDIZ. Gobierno Civil, Libros 474 y 476. Tabla elaboración propia.

 

Apartes de las descritas en el cuadro, Serrán Pagán nos indica que en Grazalema estuvieron presentes durante la Segunda República las siguientes organizaciones políticas y sindicales: CNT, Izquierda Republicana, Unión Republicana, Lerrouxistas -Partido Republicano Radical-, Unión de Derechas- tal vez se refiera a la CEDA- y un pequeño grupo de falangistas[18].

Durante la Segunda República en Grazalema se produjeron diferentes cambios políticos[19]. Desgraciadamente la quema del archivo municipal en julio de 1936 ha imposibilitado la consulta de las actas municipales, elemento fundamental para reconstruir la vida política de la localidad.

 

unnamed

.

Conflictos sociales y políticos en Grazalema durante la Segunda República.

.

Las numerosas penalidades por la que tuvieron que pasar los obreros y jornaleros grazalemeños durante la Segunda República originaron numerosas protestas sociales. No era una situación nueva en Grazalema, ya lo venían experimentando desde finales del siglo XIX: carestías, lluvias, hambre, falta de trabajo, explotación, era el día a día de los trabajadores grazalemeños. Esta situación de crisis permanente propiciaba el arraigo anarquista en la localidad. En 1932 había afiliados a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) 550 personas[20].

Ya en agosto de 1931 la prensa se hacía eco de la desesperada situación de la provincia gaditana en cuanto al paro. El diputado en Cortes Rodríguez Piñero decía que existían 2.000 obreros sin trabajo. En esa misma sesión de las Cortes el diputado de Romaní exponía «la triste situación de los obreros de la serranía gaditana, especialmente los de Grazalema» que se encontraban «parados en plena recolección» y solicitaba «el fomento de las obras públicas para conjurar esta crisis»[21]. En 1932 la situación de crisis continuaba, así el 14 de marzo de 1932 se produce un boicot contra un tendero que se negó a proporcionar comida a un obrero, apodado «El Pájaro», cuyos hijos estaban pasando hambre. «El pájaro» ante la negativa del tendero le agredió por lo que fue condenado a un año de prisión. Según relata Serrán Pagán «una buena parte del pueblo, militantes de toda clase de partidos, le hicieron un boicot al tendero que duró quince días, arruinándolo». El 18 de mayo se declaró una huelga general en Grazalema. Esta huelga estaba dentro del contexto de la negociación de las bases de trabajo en la provincia de Cádiz para 1932 a las que se oponía la CNT que había planteado una huelga el día 19 en Andalucía. El 24 de mayo estaba previsto que comenzaran las negociaciones de las bases de trabajo de la Sierra de Cádiz en Jerez de la Frontera[22]. El Gobernador civil declaró el día 21 de mayo que las huelgas que se habían declarado en la Sierra de Cádiz habían sido llevadas a cabo sin aviso previo y lo relacionaba con el «manejo de los elementos sevillanos» que no cedían «en su propósito de complicar a los obreros de esta provincia para que vayan a huelgas ilegales»[23].

Especialmente conflictivo fue el año 1933 en el que se produjeron protestas contra la ley de asociaciones y jurados mixtos profesionales[24]. En enero de 1933, el mismo enero de la matanza de Casas Viejas, la falta de trabajo en Grazalema planteaba un serio conflicto aunque «la normalidad era absoluta»[25]. En marzo la situación laboral en Grazalema continuaba igual[26]. En agosto de 1933 se produjeron una serie de incendios intencionados en el término municipal de Grazalema que afectaron a los bosques de alcornocales de los que se extraía el corcho, ocasionando fuertes pérdidas económicas a sus propietarios. Estos incendios se hicieron extensibles a la provincia malacitana, concretamente a los municipios de Ronda y Montejaque, donde el alcalde de esta última población, los concejales de la corporación municipal y la población se negaron a prestar ayuda a las fuerzas de la Guardia Civil para extinguir el incendio de una finca de propiedad municipal[27]. Por último, a mediados de noviembre se produjo una huelga de los obreros que trabajaban en un trozo de carretera en construcción en el término de Grazalema[28]. El 19 de noviembre el Delegado de trabajo manifestó que se había resuelto favorablemente la huelga y que los trabajadores se reintegrarían al día siguiente al trabajo[29].

Este 19 de noviembre se celebraron elecciones generales tras haber sido disueltas las Cortes Constituyentes. El ambiente en Grazalema, debido a los diferentes sucesos relatados, no podría ser más propicio para el abstencionismo anarquista. Al parecer existía una gran rivalidad en Grazalema entre los republicanos y los anarquistas así como entre estos y los derechistas[30]. Estas elecciones estuvieron marcadas por una fuerte abstención en la localidad (75,6 %) que estuvo seguramente relacionado con el predominio de los ideales anarquistas entre una parte de la población grazalemeña. De 2.356 electores sólo votaron 623, es decir el 24,4 % del electorado. El desplome de los radicales en Grazalema fue importante, obtuvieron 63 votos, pero aun lo fue más el de la coalición de izquierdas que sólo consiguió arrastrar 19 votos. Resultó triunfante la Unión Ciudadana Agraria, Frente de Derechas con 535 votos[31].

Elecciones Generales 19 de noviembre de 1933 Grazalema

Electores (E)

Votantes (V)

%

Frente de Derechas

Candidatura Radical

Coalición de Izquierdas

Votos

% E

% V

Votos

% E

% V

Votos

% E

% V

2356

623

26,4

535

22,7

85,8

63

2,6

10,1

19

0,8

3,0

Fuente: CARO CANCELA, D. Op.cit., pág. 196.

 

El mes de septiembre de 1934 fue caldeado. Así la prensa se hacía eco de la extensión de las huelgas en la provincia de Cádiz indicando que habían salido fuerzas de la Guardia Civil para Grazalema[32].

Tras la entrada de tres ministros de la CEDA en el gobierno de Lerroux el 4 de octubre, la izquierda, apartada del poder tras la elecciones generales de noviembre de 1933, hace un llamamiento a la huelga general. En la Sierra de Cádiz los sucesos más importantes relacionados con este movimiento huelguístico tienen lugar en la localidad de Pardo del Rey donde se produce un conato revolucionario la noche del 7 de octubre[33]. Estos hechos propiciaron la destitución de los Ayuntamientos izquierdistas de la provincia por parte del Gobernador Civil Luis de Armiñan –Radical-. Desconozco si se llevó a cabo la destitución de los elementos izquierdistas de la corporación grazalemeña, lo que es más que probable, así como la posible composición del Ayuntamiento si dicha destitución se llevó a cabo. Lo que si hay constancia es que el alcalde grazalemeño durante el bienio negro fue del partido radical[34]. Para el año 1935 apenas hay noticias de huelgas o conflictos políticos, esto se podría deber a la política de persecución desarrollada por el gobierno radical-cedista contra las organizaciones obreras y los miembros de los partidos de izquierda.

.

frente-popular-5e41e

.

El Frente Popular en Grazalema

 

 .

Las elecciones generales del 16 de febrero de 1936 estuvieron marcadas por el triunfo, a nivel nacional y provincial, del Frente Popular[35]. A nivel local el triunfo fue aplastante para la candidatura de izquierdas. De un total de 1.432 votantes -desconocemos la cifra de electores para estas elecciones en Grazalema y por tanto el índice de abstención – el Frente Popular consiguió 959 votos, lo que representaba el 66,9% de los votos totales, mientras que sus rivales políticos, el Frente Antirrevolucionario, alcanzaron la cifra de 473 votos, el 33,1% del total de votos emitidos. Los resultados obtenidos por la izquierda estuvieron marcados por la activa participación de los anarquistas en estas elecciones. El caso de Grazalema no fue menos. La participación había aumentado con respecto a las elecciones de noviembre de 1933 en las que votaron 623 personas sobre un total de electores de 2.356. Sin conocer el número de electores, la participación en las elecciones de febrero de 1936 había aumentado en 809 votantes más, llegando a alcanzar la cifra de 1.432 votantes. La gran beneficiada del aumento de participación fue la izquierda.

Elecciones Generales. 16 de febrero de 1936.Grazalema

Frente Popular

Frente Antirrevolucionario

TotalVotantes

Total

%Votos

Total

%Votos

959

66,9

473

33,1

1432

                                   Fuente: CARO CANCELA, D. Op.cit., pág. 264.

 

Con la entrada de un nuevo gobierno de izquierdas los cambios se precipitan. Las gestoras municipales radical-cedistas nacidas tras el octubre revolucionario de 1934 son destituidas. Tras la entrada de Muñoz Martínez como Gobernador Civil de la provincia gaditana[36] se ordenó, entre otras cosas, la reposición de las corporaciones municipales nacidas de la elección popular en 1931. Una vez más la falta de documentación en el archivo municipal nos imposibilita abordar en profundidad esta parte esencial del periodo republicano.

De lo que sí tenemos constancia es de la grave situación por la que pasaron los obreros durante los meses posteriores al triunfo frentepopulista. Así la prensa se hacía eco de la grave situación por la que pasaba Grazalema debido a las constantes lluvias «que había ocasionado la completa ruina de los labradores y campesinos». Además la noticia añadía que el paro era absoluto y que se hallaban en la miseria más de 300 familias. Ante tal situación el Ayuntamiento, que apenas tenía recursos económicos, «señaló a cada vecino una cantidad con que remediar de momento su dramática situación»[37].

No sólo se estaba padeciendo en Grazalema hambre y miseria debido a los fenómenos meteorológicos sino que a estos se sumaron fuertes temblores de tierra en la comarca grazalemeña durante los meses de marzo, abril y mayo siendo el de este último mes el de mayor consideración, sufriendo desperfectos varias casas e incluso grietas en algunas calles[38].

El conflicto más grave antes del golpe militar tuvo lugar el 21 de abril de 1936. El progresivo distanciamiento entre la Iglesia y el Estado tras la proclamación de la Segunda República debido a las políticas laicistas llevadas a cabo por los gobiernos de izquierda y los sucesos anticlericales del primer bienio republicano, fomentaron una identificación de los católicos con la derecha política «lo que a su vez acrecentó el rechazo de la Iglesia y sus símbolos»[39] por parte de la izquierda, cuyos sectores más extremistas eran ideológicamente anticlericales. Con este contexto varios pueblos de la Sierra gaditana sufrieron daños, de mayor o menor cuantía, en su patrimonio religioso[40]. En Grazalema fueron asaltadas, saqueadas y quemadas todas las iglesias y dos ermitas[41] -San José, Nuestra Señora de la Aurora y Nuestra Señora de la Encarnación, la ermita del Calvario y la ermita de Los Ángeles-. El párroco tuvo que ausentarse de Grazalema[42]. Según nos cuenta Serrán Pagán, el alcalde, Andrés Peña, se puso delante de una de las iglesias grazalemeñas con los brazos abiertos para evitar que la muchedumbre entrase y la asaltara[43]. Las iglesias y ermitas volvieron a ser asaltadas, como hemos referido al inicio de este artículo, el 24 de julio de 1936.

 

IMG_0597

Ermita del Calvario, incendiada durante la IIª República

Un mes antes del golpe de estado del 18 de julio de 1936 la situación social en Grazalema era insostenible. Esta grave situación hizo que el gobierno municipal se desestabilizara. El mayor conflicto fue de nuevo el de una carretera en construcción en el término municipal de Grazalema, en este caso la de El Bosque a Grazalema. Al parecer existían diferencias entre el contratista y los obreros[44]. El conflicto fue de hondo calado llegando a producirse la dimisión del alcalde Andrés Peña Ruiz de Izquierda Republicana (IR) así como la de su sucesor Antonio Fernández Calle (IR). La prensa catalana recogía el conflicto de la siguiente manera:

«Dicen de Grazalema que ante el gravísimo conflicto planteado con motivo de la paralización de trabajos en la carretera, y al no haber llegado, como se anunció, el delegado gubernativo, ha dimitido el alcalde, don Andrés Peña Ruiz, de Izquierda Republicana, siendo sustituido por don Antonio Fernández Calle, del mismo partido, quien, a su vez, y en previsión de posibles desórdenes, presentó igualmente la dimisión. Para garantizar el orden público ha llegado un camión con veinte números de la Guardia civil»[45].

 Los intentos del delegado del gobernador civil por solucionar el conflicto resultaron en vano. Los trabajos en la carretera continuaban suspendidos y el paro forzoso alcanzaba «a trescientos obreros». Como hemos visto esta grave crisis produjo un desestabilización en el gobierno municipal, a las dos dimisiones anteriores hubo que sumar la de varios concejales. La alcaldía fue asumida por Melchor García Melgar, de Unión Republicana[46]. Para el 12 de junio el conflicto estaba resuelto. El contratista y los obreros llegaron a un acuerdo por el que trabajarían diariamente los obreros cabezas de familia y el resto, hasta un total de ciento cincuenta, continuarían turnándose en los trabajos[47].

A primero de julio una circular enviada por el alcalde de Medina Sidonia, Ángel Ruiz Enciso, convocaba a los alcaldes de la provincia a una asamblea en la Diputación Provincial el día 12 de julio. En dicha asamblea se debería estudiar y elevar «a los poderes públicos una fórmula encaminada a resolver el paro obrero»[48]Durante la asistencia a esta asamblea los alcaldes deberían entregar un cuestionario, que se había enviado previamente a cada Ayuntamiento, donde se recogerían las necesidades de cada uno de ellos y se propondrían las soluciones para mitigar o resolver el paro obrero. Desconocemos cuales fueron las propuestas del consistorio grazalemeño.  El día 12 de julio el alcalde de Grazalema, Andrés Peña Ruiz[49], asistió a la asamblea convocada por el alcalde de Medina Sidonia en la Diputación Provincial. Dicha asamblea estuvo presidida por el gobernador civil Mariano Zapico, y estuvieron presentes 35 alcaldes de la provincia y el diputado Muñoz Martínez, e incluso hizo una pequeña visita Blas Infante que estaba presente en Cádiz en un acto de propaganda de la Junta Liberalista de Andalucía.

 

74555_114340955406031_1336649662_n

Carretera que une El Bosque con Grazalema a su paso por el Puerto del Boyal, con el San Cristobal al fondo. La construcción de esta vía fue fuente de constantes conflictos laborales durante la república.

.

Durante la asamblea el alcalde Ruiz Peña solicitó, «ante la carencia de término municipal y encontrándose los obreros grazalemeños en paro forzoso», que a Grazalema se le tuviera «en lugar preferente al hacer las peticiones al Gobierno». Igualmente se quejaba de la actitud del ingeniero Julián Dorado encargado de las obras de la carretera El Bosque-Estación de Montejaque que trascurría por el término municipal grazalemeño. Decía que el ingeniero, con su conducta, tenía paralizadas las obras. En este punto fue apoyado por su compañero José María Fernández Gómez, alcalde de Puerto Real, que solicitaba que se depurara la actuación del ingeniero. El alcalde grazalemeño se sumó a otras propuestas colectivas[50]. La asamblea finalizó aprobando el desplazamiento a Madrid de una comisión que elevara al gobierno «las peticiones y anhelos de esta provincia»[51].

 

Aspecto de las milicias anarquistas que actuaron en la zona republicana durante los primeros días del mes de julio de 1936

.

Grazalema Roja

 

Las noticias del golpe militar del 18 de julio de 1936 debieron de ser atronadoras en Grazalema. Desconozco en que fecha entre el 12 y el 18 de julio presentó su dimisión como alcalde Andrés Peña Ruiz. Lo cierto es que al iniciarse el movimiento militar ocupaba la alcaldía Fernando Vázquez Fernández[52], compañero de Peña en Izquierda Republicana. El día 19 de julio el alcalde Fernando Vázquez, ante la presión de una comisión compuesta por Miguel Barea Rincón Argolla, Francisco Capacete Sánchez Capacete, Olegario García Román Melchor y el Rafael Barea Menacho El hijo de la Rubia[53], destacados anarquistas grazalemeños, accedió a la publicación de un bando por el que se instaba a la recogida de armas. Estas armas serían depositas en el Ayuntamiento para más tarde ser repartidas entre los defensores de la República. En el tiempo que transcurrió entre el 19 y el 24 de julio, que es cuando llega a la localidad la columna de Pedro López, el alcalde intentó mantener el orden. Se reunió varias veces con el comandante de puesto de la Guardia Civil el cual quería declarar el Estado de Guerra en Grazalema a lo que se negaba Vázquez debido a la situación en la que se encontraba el pueblo con grupos de milicianos armados que podía dar lugar a un baño de sangre. Igualmente le consultaron al comandante la posibilidad de llevar a cabo registros a los que se negaba tanto Vázquez como el comandante. Diversas declaraciones atestiguan que durante el tiempo en la que Grazalema estuvo gobernada por Fernando Vázquez no se llevaron a cabo detenciones de personas de derechas y que la labor de la Guardia Civil fue realizada sin incidentes.

 

El día 24 de julio, por la tarde, se enteró el alcalde de que se aproximaban a Grazalema fuerzas armadas montadas en camiones[54]. Vázquez comunicó la llegada de dichas fuerzas del comandante de puesto, pero desconocía si eran fuerzas sublevadas o leales a la República. El comandante comentó que si eran militares de más alta graduación que él estaba dispuesto a acceder a las órdenes que se le dieran pero si eran milicianos armados estaba dispuesto a defenderse. Las fuerzas milicianas entraron a Grazalema por el lugar conocido como La Cañailla. Vázquez se encontraba sólo en el Ayuntamiento cuando entraron en él los jefes de la columna que eran «Pedro López, un tal Trujillo -Santiago Trujillo Rodríguez- y el Secretario del Ayuntamiento de El Bosque -Santiago Pérez Fernández De Castro-»[55]. Estos procedieron a cachearlo, durante el cacheo fue insultado. Estando en esta tesitura apareció su compañero Andrés Peña que fue igualmente cacheado e insultado por los dirigentes de la columna. Vázquez fue destituido y quedó detenido a disposición de la columna y del recién creado Comité de Defensa[56].

La actual Casa de la Cultura era en aquellos años el Cuartel de la Guardia Civil

La actual Casa de la Cultura era en aquellos años el Cuartel de la Guardia Civil

Los jefes de la columna dieron un ultimátum a las fuerzas de la Guardia Civil que se habían acantonado en el cuartel. Los milicianos enviaron al cuartel al concejal Miguel Nieto de la Rosa y al medico Juan de Dios Martín Calero para que les transmitieran el ultimátum. Los milicianos daban un plazo de media hora para la rendición de las fuerzas y la entrega del cuartel, en caso contrario el cuartel seria bombardeado. El comandante de puesto les indicó a los enviados que se reuniría con los milicianos, pero de acuerdo con el resto del cuartel decidieron salir hacia la sierra donde podrían defenderse mejor. Así lo hicieron pero al llegar a la Fuente Abajo fueron descubiertos por El Tocino que los delató a los miembros de la columna. Inmediatamente se organizó una expedición con miembros de la columna y milicianos grazalemeños sosteniendo un primer tiroteo en la sierra[57]. Los milicianos les hicieron dos bajas a los miembros de la benemérita[58], resultando heridos algunos milicianos. Los dos guardias civiles fueron enterrados en el cementerio de Grazalema.

 

DSCF0175

Cementerio civil de Grazalema donde descansan los restos de muchos grazalemeños que encontraron una trágica muerte durante los acontencimientos que aquí se narran.

 

Grazalema quedó dominada por los milicianos. Para la gobernabilidad del pueblo se creo un Comité de Defensa, copado principalmente por anarquistas (CNT), donde se tomaban las decisiones más importantes. Este comité estaba compuesto por Francisco Capacete Sánchez Capacete, Miguel Rincón Barea Argolla, Andrés Villalobos Rincón Sacristán, Alonso García Estévez, José Barroso Marín y Cristóbal Román. También se creó un Comité de Abastos compuesto por anarquistas pero también por miembros de otros partidos (IR-UR): Ignacio Alcaraz, Francisco Borrego, Juan Dianez y Olegario García Román[59]. Se organizó un servicio de armas para la vigilancia y defensa del municipio en la que participaron una gran cantidad de personas, unas obligadas y otras por voluntad propia. Se llevaron a cabo registros de casas y establecimientos así como a las detenciones de personas de derecha. Igualmente se llevaron a cabo requisas de ganado y cereales para alimentar a la población que había aumentado considerablemente tras la llegada de huidos de los pueblos donde había triunfado el golpe militar[60].

Los hechos más dolorosos durante el periodo en el que Grazalema permaneció fiel a la República fueron las detenciones y posteriores asesinatos de varias personas de derecha. La primera saca se produjo pocos días después de la llegada de la columna de Pedro López. Cinco personas fueron sacadas de la cárcel y trasladadas en un camión a Ronda donde fueron asesinadas en el cementerio de dicha localidad los días 28 y 29 de julio de 1936. Un hecho destacable fue la oposición a estas sacas de los ex-alcaldes grazalemeños Fernando Vázquez y Andrés Peña que se negaron a que se los llevaran quejándose en publico en la plaza de la República[61]. Posteriormente hubo otra saca el 29 de agosto de 1936 en la que fueron asesinadas 11 personas de derecha en el kilómetro cinco de la carretera de Grazalema a Ronda. Fueron enterrados en el paraje conocido como Monte Abajo[62]. Por último dos personas más serian asesinadas en septiembre de 1936 antes de la caída de Grazalema en manos sublevadas.

 

1173859_713133965379444_1552119456_n

Como en el resto del país, Grazalema contó con un memorial en recuerdo de los “caídos” asesinados por los anarquistas  durante los primeros momentos de la Guerra Civil.

Desde Grazalema se organizaron milicias que intentaron tomar para la Republica otros pueblos vecinos como Ubrique, Zahara o Beanamahoma que estaban en manos sublevadas[63].

.

La caída de Grazalema en manos sublevadas

.

La presión del ejército sublevado era cada vez más importante en este sector de la Sierra. El 3 de septiembre los mandos militares comenzaron la conquista de la serranía de Ronda cuyo objetivo principal era la toma de la ciudad de Ronda. El 12 de septiembre se concentraron fuerzas sublevadas en la zona de Villamartín-Algodonales. Se trataba de la «Columna Cádiz» que mandaba el comandante Salvador Arizón Mejías. Los planes previstos por el Estado Mayor del Ejercito de Operaciones del Sur pretendían ocupar en días sucesivos varios pueblos de la Sierra Norte gaditana -El Gastor, Alcalá del Valle y Setenil- y avanzar hacia Ronda, que debía ser ocupada el 16 de septiembre[64]. Dichos planes fueron retrasados y en su lugar se lanzó, el día 13 de septiembre, una ofensiva sobre Grazalema. Previamente el día 12 habían estado sobrevolando la población algunos aviones sublevados que arrojaron varias bombas[65]. Como hemos dicho Grazalema fue atacada el día 13. La «Columna Cádiz»[66], dirigida por Arizón, entró por el Puerto del Boyar procedente de El Bosque. Grazalema estaba fuertemente defendida ya que en ella se encontraba no sólo las milicias locales sino también un fuerte contingente de refugiados de otros pueblos de la zona, como El Bosque, Zahara o Prado del Rey, así como voluntarios de Montejaque y otros pueblos bajo poder gubernamental de la serranía rondeña[67]. A últimas horas del día 13 las fuerzas sublevadas lograron entrar en Grazalema. Una vanguardia de los sublevados mandada por el capitán de Infantería Ignacio Caballero Muñoz -de Regulares de Larache- consiguió tomar una parte del núcleo urbano. Las fuerzas republicanas parapetadas en las sierras circundantes a Grazalema emprendieron un fuerte contraataque sobre los flancos de la columna, logrando cortarla. Durante la noche del 13 al 14 de septiembre las fuerzas sublevadas realizaron varios ataques para ocupar la población pero fueron rechazados por las fuerzas leales a la República apostada en los riscos montañosos que rodean la localidad. Las fuerzas sublevadas habían quedado sitiadas. A últimas horas del 14 de septiembre fuerzas de la 1ª Bandera de Falange de Cádiz al mando del alférez Fernando Zamacola Abrisqueta[68] lograron romper el cerco republicano y acceder a la población, tomando contacto con la vanguardia que había quedado copada el día 13, la cual se encontraba sin apenas municiones. Las fuerzas republicanas fueron cediendo posiciones. El día 15 fuerzas de infantería y los temidos regulares de la columna de Arcos iniciaron una maniobra envolvente atacando a las fuerzas republicanas por la espalda. Las fuerzas republicanas viendo que podían quedar copados se dieron a la fuga[69]. Muchas familias huyeron de la localidad camino de Ronda, que caería al día siguiente, y de otros pueblos de la serranía rondeña.

 

Bre19_Spain_Nat

Varios Breguet 19, bombardearon Grazalema el día 13 de septiembre de 1.936

Tras la caída de Grazalema en manos de los sublevados se desencadenó, de manera inmediata, una brutal represión. Un informe estadístico del Ayuntamiento de Grazalema, fechado en 1940, otorgaba una cifra de 209 víctimas durante la Guerra Civil[70], de las cuales 150 personas fueron asesinadas bajo el amparo de lo que los sublevados denominaron eufemísticamente «Aplicación del Bando de Guerra», es decir fueron asesinadas sin formación de causa, y otras 59 personas tras someterlas a Consejos de Guerra y sentenciarlas a la máxima pena. Estas personas asesinadas fueron a parar a diferentes fosas comunes repartida por la geografía serrana. Así se tiene constancia de varias fosas con Grazalemeños/as repartidas por el término municipal: cementerios de Grazalema y Benamahoma, Fuente de la Ladera -en las cercanías al Puerto del Boyar-, en las inmediaciones del Puerto de los Alamillos, en Monte Abajo y en la finca denominada El Retamalejo[71]. Igualmente se tiene constancia de Grazalemeños/as enterrados en Benaocaz o en el cementerio de El Bosque[72].

Los que lograron huir a tiempo sufrieron muchas penalidades. Una gran parte de la población grazalemeña que había huido regresó tras la toma de Málaga, otra deambuló por diferentes zonas de la España republicana hasta el final de la Guerra Civil regresando a Grazalema donde serían sometidos a la Justicia Militar y otros muchos terminaron exiliados. Este parece que fue el caso del ex-alcalde republicano Andrés Peña Ruiz y su familia. Andrés tenia 50 años y estaba casado con la grazalemeña Teresa Ramírez Marín, de 45 años, con la que tuvo seis hijos, Isabel de 19 años, Juan de 18, que era escribiente, Andrés de 13,  María de 11 años, José de 10 y Teresa de 8 años. Abandonó su domicilio en la calle Doctor Mateos Gago[73] tras la entrada de las tropas sublevadas. En 1944 fue declarado en rebeldía por las autoridades franquistas, según esas  mismas autoridades, Andrés Peña se encontraba exiliado en Francia.

 

1

Memorial levantado en el cementerio de Grazalema a algunas de las víctimas asesinadas tras la conquista de la población por las tropas nacionales.

A la memoria de todos aquellos grazalemeños y grazalemeñas que fueron perseguidos, condenados y asesinados durante la Guerra Civil y posterior dictadura franquista.

Fuentes consultadas:

Bibliografía.

CARO CANCELA, Diego. La Segunda República en Cádiz. Elecciones y partidos políticos. Cádiz, Diputación de Cádiz, 1987.

CORZO SÁNCHEZ, Ramón (ed.). Historia de los pueblos de la provincia de Cádiz. Grazalema. Cádiz, Diputación de Cádiz, 1982.

DEL RÍO CABRERA, Juan Antonio, ROMÁN ROMÁN, Jesús y SÍGLER SILVERA, Fernando. La historia recobrada. República, sublevación y represión en Olvera. Asociación Papeles de Historia-Grupo de Investigación del Aula de la UNED-Ayuntamiento de Olvera, Olvera (Cádiz), 2011.

ESPINOSA MAESTRE, Francisco. La justicia de Queipo. Violencia selectiva y terror fascista en la II división en 1936: Sevilla, Huelva, Cádiz, Córdoba, Málaga y Badajoz. Barcelona, Critica, 2006, pags. 228-239.

GARCÍA MÁRQUEZ, José María. La UGT de Sevilla. Golpe militar, resistencia y represión (1936-1950). Córdoba, Fundación para el Desarrollo de los Pueblos de España, 2008.

GUTIÉRREZ MOLINA, José Luis. La tinta, la tiza y la palabra. José Sánchez Rosa, maestro y anarquista andaluz (1864-1931). Editorial Tréveris-Libre Pensamiento, 2005.

MORALES BENÍTEZ, Antonio y SÍGLER SILVERA, Fernando. Después del olvido. Sublevación militar, resistencia republicana y represión en la guerra y la posguerra. Memoria histórica de Ubrique (Cádiz). Ubrique, Asociación Papeles de Historia, 2006.

NÚÑEZ CALVO, Jesús. “La actuación de las columnas rebeldes en las sierras de Cádiz y Ronda”, comunicación presentada al los Cursos de Verano de la Universidad  Pablo de Olavide (Sevilla). Curso: Andalucía: Guerra y Exilio, Carmona 9 de septiembre de 2003. Edición digital: http://usuarios.lycos.es/historiaymilicias/html/guecicadizcolumnas.htm

 

PINILLOS ORTIZ DE LANDALUCE, Fernando. Historia de Grazalema. Madrid, Graficas Sebastián, 1987.

PITT-RIVERS, Julián. Un pueblo de la sierra: Grazalema. Madrid, Alianza Editorial, 1989.

ROMÁN ROMÁN, Jesús. “Mapa de fosas comunes de la Guerra Civil en la Sierra de Cádiz”. Investigación que forma parte del Mapa de Fosas de Andalucía, subvencionada por la Junta de Andalucía y realizada a través de la Asociación de Memoria Histórica y Justicia de Andalucía (AMHYJA). Edición digital: http://www.todoslosnombres.org/doc/documentos/documento396.pdf

ROMÁN ROMÁN, Jesús. “Santiago Pérez Fernández de Castro: Hijo adoptivo y Predilecto de El Bosque”. Revista de las Fiestas Patronales en Honor a San Antonio de Padua. 10-13 de junio de 2011, págs. 27-32, D.L. CA 303-2011.

ROMERO ROMERO, F. “Falangistas, héroes y matones. Fernando Zamacola y los Leones de Rota”, Cuadernos para el Diálogo Nº 33, 2008, págs. 32-39.

ROMERO ROMERO, Fernando. “La revolución de Octubre en la Sierra de Cádiz”, Historia 16, nº 281, 1999, págs. 52-63.

ROMERO ROMERO, Fernando. “Víctimas de la represión en la Sierra de Cádiz durante la Guerra Civil”. Almajar 2. Revista de Historia, Arqueología y Patrimonio de la Sierra de Cádiz, Ayuntamiento de Villamartín, 2005, págs. 209-240.

ROMERO ROMERO, Fernando. Alcalá del Valle. República, Guerra Civil y represión, 1931-1946. Alcalá del Valle, Ayuntamiento de Alcalá del Valle, 2009.

ROMERO ROMERO, Fernando. La Cultura y la Revolución. República y Guerra Civil en Prado del Rey. Sevilla-Prado Del Rey, Ayuntamiento de Prado del Rey, 2011.

ROMERO ROMERO. Fernando y ZAMBRANA ATIENZA, Pepa. Del rojo al negro. República, Guerra Civil y represión en El Gastor, 1931-1946. Sevilla, Grupo de Trabajo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía (CGT-A)-Asociación Andaluza de Memoria Histórica y Justicia, 2010.

ROMERO ROMERO. Fernando. “Anticlericalismo y alejamiento del culto católico durante la II República: la Sierra de Cádiz, 1931-1936.  Papeles de Historia, 5, Ubrique, 2005, págs. 227-246.

SERRÁN PAGÁN, Ginés. Cultura e Historia de Grazalema. Replanteamiento de la antropología en un pueblo andaluz. Málaga, CECA, 1984.

SÍGLER SILVERA, Fernando. “Resistencia Republicana y Guerra Civil en Ubrique”. Papeles de Historia 2, Ubrique, 1990, págs. 55-74.

SÍGLER SILVERA, Fernando. Cautivo de la Gestapo. Legado y tragedia del dirigente republicano y masón gaditano Manuel Muñoz Martínez. Cádiz, Asociación Papeles de Historia, 2010.

.

Fuentes Archivísticas

Archivo del Tribunal Militar Territorial Segundo.

Archivo Histórico Nacional.

Archivo Histórico Provincial de Cádiz.

Archivo Municipal de Algar.

Archivo Municipal de El Bosque.

Archivo Municipal de Grazalema.

Archivo Togado Militar de Almería.

Registro Civil de Grazalema.

Fuentes Hemerográficas.

ABC, 1931-1936.

La Vanguardia, 1931-1936.

* Licenciado en Historia. Miembro de la Asociación Papeles de Historia. Correo electrónico: jesúsromanroman@gmail.com

[1] ARCHIVO HISTÓRICO NACIONAL (Abreviado AHN). FC-Causa General, 1061, Exp. 4-36. La fecha recogida en la Causa General es incorrecta. La Causa General recoge que la quema de las iglesias y archivos se realizó entre el 24 y 25 de agosto cuando realmente fue un mes antes, el 24 y 25 de julio de 1936 que coincide con la llegada de la columna de Pedro López. Según la Causa General franquista fueron destruidas tres iglesias (San José, Nuestra Señora de la Aurora y Nuestra Señora de la Encarnación), la ermita del Calvario, la ermita de Los Ángeles y tres capillas particulares. Fueron quemados sus altares, imágenes y retablos, todos los objetos del culto y ornamento de la Iglesia, mobiliario e incluso las puertas de las mismas. El valor total de lo dañado fue cifrado por las autoridades franquistas en seis millones de pesetas.

[2] ARCHIVO HISTÓRICO PROVINCIAL DE CÁDIZ (abreviado: AHPC), Gobierno Civil, Libro 469, f. 18.

[3] GUTIÉRREZ MOLINA, J. L. La tinta, la tiza y la palabra. José Sánchez Rosa, maestro y anarquista andaluz (1864-1931). Editorial Tréveris-Libre Pensamiento, 2005, pág.19.

[4] SERRÁN PAGÁN, G. Cultura e Historia de Grazalema. Replanteamiento de la antropología en un pueblo andaluz. Málaga, CECA, 1984, págs. 29-42.

[5]Ibídem, págs.48-60.

[6] CARO CANCELA, D. La Segunda República en Cádiz. Elecciones y partidos políticos. Cádiz, Diputación de Cádiz, 1987, Cuadro I, p.69. Las otras localidades fueron Algodonales, Castellar de la Frontera, Medina Sidonia, Olvera, Paterna de Rivera, Puerto Serrano y Torre Alháquime.

[7]Ibídem, Cuadro II, pág.72.

[8] DEL RÍO CABRERA, J. A., ROMÁN ROMÁN, J. y SÍGLER SILVERA, F. La historia recobrada. República, sublevación y represión en Olvera. Asociación Papeles de Historia-Grupo de Investigación del Aula de la UNED-Ayuntamiento de Olvera, Olvera (Cádiz), 2011, pág. 12. ARCHIVO MUNICIPAL DE ALGAR. Libro de Actas del Ayuntamiento de 1924 al 29 de mayo de 1931. Sesión extraordinaria del 17 de abril de 1931.

[9] La Vanguardia, 24/4/1931, pág. 23.

[10] Diario de Cádiz, 14/5/1931 en CARO CANCELA, D., (1987), op.cit., pág. 80

[11] AHPC, Gobierno Civil, Libro 469, f. 18. El republicano «indefinido» y posible primer alcalde de la Segunda República en Grazalema fue Juan Heredia Vázquez, herrero de profesión.  En el documento que cito está tachado en la casilla de «Filiación política»perteneciente a Juan Heredia la asignación al partido Radical sustituyéndose por el de republicano indefinido.

[12] BOP Nº 138 de 17 de junio de 1931. Edicto firmado por Andrés Peña Ruiz como alcalde de Grazalema, fechada el 12 de junio de 1931 en el que se recoge la designación de los vocales natos de las comisiones de evaluación para la confección del Repartimiento de Utilidades y ARCHIVO MUNICIPAL DE EL BOSQUE (Abreviado AMEB). Caja 22. Correspondencia de 1931. Escrito firmado por Andrés Peña Ruiz como alcalde de Grazalema, fechada el 19 de octubre de 1931, por el que se solicitaba al Ayuntamiento bosqueño que se fijara en público un edicto por el que se convocaba la elección de los representantes obreros y propietarios para constituir la Junta Local de Reforma Agraria del partido judicial de Grazalema.

[13] CARO CANCELA, D., (1987), op.cit., pág. 112. Según Caro Cancela la participación en la provincia gaditana fue del 59,6 % por tanto la abstención debió de ser del 40,4 %.

[14] Podría tratarse del periodista y literato grazalemeño Dionisio Pérez nacido en Grazalema en 1871. Periodista del Diario de Cádiz y colaborador de influyentes diarios madrileños donde se traslado a residir como El Correo, El Globo, El País, El Diario Universal, El Sol y ABC. Como literato utilizó el seudónimo de Mínimo Español, publicó novelas, libros de viajes, una biografía de Isaac Peral y la reconocida Guía del buen comer, falleció en 1935. PINILLOS ORTIZ DE LANDALUCE, F. Historia de Grazalema. Graficas Sebastián, Madrid, 1987, pág. 98.

[15]  Inspector veterinario, propietario de la finca Las Salinas de Hortales en el término municipal de El Bosque.

[16] Manuel Adame Misa nació en Sevilla en 1901. Fue un importante dirigente comunista sevillano, aunque en su juventud militó en la CNT. Abandonó las tesis comunistas tras un viaje a la URSS en 1932. Más tarde ingresó en la UGT y en el PSOE desempeñando puestos de responsabilidad dentro de la organización socialista sevillana. El golpe de estado del 18 de julio de 1936 le sorprendió en Benamahoma donde pasaba unos días con su cuñado Salvador Ferrazano. Junto al secretario de El Bosque Santiago Pérez Fernández de Castro organizaron la primera resistencia al golpe militar en Benamahoma, El Bosque y Prado del Rey. Tras la Guerra Civil se exilió a México donde falleció. GARCÍA MÁRQUEZ, J. M. La UGT de Sevilla. Golpe militar, resistencia y represión (1936-1950). Córdoba, Fundación para el Desarrollo de los Pueblos de España, 2008, págs. 25-27.

[17]SERRÁN PAGÁN, G., (1984), op.cit., págs. 49-50.

[18] SERRÁN PAGÁN, G., (1984), op.cit., pág. 60. Según este mismo autor esas organizaciones políticas se agrupaban, sin indicar quién estaba en cada una, en el Casino de Artesanos, en el Centro de Obreros de Oficios Varios, Circulo Liberal, Circulo de la Unión y en la Sociedad de San Vicente de Paul.

[19] Ibídem, pág. 60.

[20] CARO CANCELA, D., (1987), op.cit., pág. 144. En el partido judicial de Grazalema Ubrique contaba con 900 afiliados y Villaluenga del Rosario con 115. En El Bosque y Benaocaz predominaba la UGT.

[21]  La Vanguardia, 13/8/1931, p. 18.

[22] ABC, 19/5/1932, p. 30. El día 22 de mayo, según el gobernador civil, estaban solucionadas las huelgas de Grazalema y El Gastor estando pendiente las de Alcalá del Valle y Olvera.

[23] ABC, 22/5/1932, pág. 31.

[24] SERRÁN PAGÁN, G., (1984), op.cit., pág. 61.

[25] ABC, 19/1/1933, pág. 43. Declaraciones del Gobernador Civil tras regresar de un viaje a Ubrique, Grazalema y Arcos de la Frontera.

[26] La Vanguardia, 25/3/1933, pág. 26. El Gobernador Civil dijo a los periodistas que se ocuparía de la situación crítica que existía en Grazalema a causa de la falta de trabajo. Además agregó que había quedado solucionado el conflicto de trabajo en Olvera.

[27] ABC, 31/8/1933, págs. 23 y 24. Según esta noticia el alcalde, que era sindicalista –seguramente se trataría de Pedro López Calle-,  huyó de la localidad siendo posteriormente detenido en Olvera. También había desaparecido, siendo ordenada su detención, el guardamonte que daba la coincidencia que era el padre del alcalde. Por último, el Gobernador Civil de Málaga había ordenado la salida para Montejaque de varios efectivos de la Guardia Civil, un inspector  y varios agentes de la policía.

[28] Desconozco si era la carretera de Grazalema a El Bosque de la que tengo constancia que se estaba construyendo un primer tramo desde El Bosque a Benamahoma o la de Grazalema a la de Jerez pasando por Zahara- que es por la que me inclino-, que podría tratarse de la del Puerto de las Palomas. Igualmente desconozco las motivaciones que condujeron a llevar a cabo dicha huelga. A finales de diciembre de 1933 se aprobaba el proyecto reformado de la carretera de Grazalema a la de Jerez por Zahara, trozo primero, con un adicional de 117.000 pesetas. La Vanguardia, 23/12/1933, pág. 22.

[29] La Vanguardia, 12/11/1933, pág. 24 y La Vanguardia, 19/11/1933, pág. 29.

[30] SERRÁN PAGÁN, G., (1984), op.cit., pág. 61.

[31] CARO CANCELA, D., (1987), op.cit., pág. 196. Los resultados pormenorizados se pueden ver en Ibídem, págs. 294-297.

[32] La Vanguardia, 25/9/1934, pág. 26.

[33] ROMERO ROMERO, F. La Cultura y la Revolución. República y Guerra Civil en Prado del Rey. Sevilla-Prado del Rey, Ayuntamiento de Prado del Rey, 2011 y ROMERO ROMERO, Fernando. “La revolución de Octubre en la Sierra de Cádiz”, Historia 16, nº 281, 1999, págs. 52-63.

[34] CARO CANCELA, D., (1987), op.cit., pág. 226.

[35] Ibídem, págs. 232-280.

[36] SÍGLER SILVERA, F. Cautivo de la Gestapo. Legado y tragedia del dirigente republicano y masón gaditano Manuel Muñoz Martínez. Cádiz, Asociación Papeles de Historia, 2010, pág. 95.

[37] La Vanguardia, 27/3/1936, pág. 28.

[38] La Vanguardia, 7/3/1936, pág. 27, La Vanguardia, 26/4/1936, pág. 27, La Vanguardia, 29/5/1936, pág. 25 y La Vanguardia, 30/5/1936, pág. 25. Las noticias del 29 y 30 de mayo decían:

«De madrugada se sintió en Grazalema un fuerte temblor de tierra de larga duración. El movimiento vino acompañado de fuertes ruidos subterráneos, cuyos efectos se dejaron sentir especialmente en la aldea de Benamahoma. El vecindario se echó a la calle, presa de gran pánico. Muchas casas han sufrido desperfectos».

«Se conocen más detalles del temblor de tierra registrado ayer en la sierra de Cádiz. En Grazalema se oyeron unos ruidos subterráneos que causaron verdadera alarma, y todo el vecindario huyó al campo. El fenómeno se dejó sentir más en las aldeas de Benamahoma, Zahara y Torre Alhaquime. Muchas viviendas sufrieron desperfectos y varias calles están agrietadas. En otras aldeas cercanas se dejaron sentir también los efectos del temblor. No han ocurrido desgracias personales».

[39] ROMERO ROMERO. F. y ZAMBRANA ATIENZA, P. Del rojo al negro. República, Guerra Civil y represión en El Gastor, 1931-1946. Sevilla, Grupo de Trabajo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía (CGT-A)-Asociación Andaluza de Memoria Histórica y Justicia, 2010, pág. 61.

[40] ROMERO ROMERO. F. “Anticlericalismo y alejamiento del culto católico durante la II República: la Sierra de Cádiz, 1931-1936.  Papeles de Historia, 5, Ubrique, 2005, págs. 227-246.

[41] Serrán Pagán hace hincapié en este hecho de que fueron quemadas todas las iglesias y ermitas de la localidad contraponiéndose a lo referido por Pitt-Rivers de que sólo fue una la que sufrió daños. Pero añade que en los sucesos participaron un reducido grupo de personas «radicales» -republicanos y anarquistas- «empujados»  por la columna que vino de Montejaque. Parece que confunde los asaltos a las iglesias cometidos el 21 de abril de 1936 con el que se llevó a cabo el 24 de julio de 1936 donde sí parece que interviniera la referida columna. SERRÁN PAGÁN. G., (1984), op.cit., pág. 63. .

[42] ABC, 17/5/1936, p.45. Al parecer también fueron detenidos algunos derechistas, esto podría estar relacionado con la ilegalización, en abril de 1936, de Falange Española por parte del gobierno republicano y la orden del Gobernador Civil de la provincia de detener a los dirigentes locales de la organización fascista.

[43] SERRÁN PAGÁN, G., (1984), op.cit., pág. 63.

[44] La Vanguardia, 12/6/1936, pág. 29.

[45] La Vanguardia, 5/6/1936, pág. 27.

[46] La Vanguardia, 11/6/1936, pág. 27.

[47] La Vanguardia, 12/6/1936, pág. 29.

[48]  AMEB. Caja 72. Libro de Actas, sesión extraordinaria, 9 de julio de 1936.

[49]  Parece que accedió de nuevo a ejercer las funciones de alcalde tras su dimisión en junio.

[50]  AMEB. Caja 56. Correspondencia de 1936. Copia del acta de la Asamblea.

[51]  SÍGLER SILVERA, F., op. cit., 101-104.

[52] ARCHIVO DEL TRIBUNAL MILITAR TERRITORIAL 2º (Abreviado: ATMT2º), Sevilla, Sumarios, Leg.1255, nº 31588. Fernando Vázquez Fernández había nacido en Grazalema el 13 de febrero de 1904. Fue uno de los concejales electos en las elecciones municipales del 31 de mayo de 1931 por el PRRS al que perteneció hasta 1933 en que se afilió a Izquierda Republicana ocupando el cargo de Secretario. Durante su estancia en el Ayuntamiento fue concejal, teniente de alcalde y alcalde. Tras la entrada de las tropas nacionales en Grazalema huyo a Málaga y posteriormente a Murcia donde fue llamado a filas sirviendo en el Ejercito Popular de la República. Destinado en 110 Brigada Mixta, 438 Batallón, 4ª Compañía estuvo sirviendo con su compañía en el frente del Jarama (Madrid). Al finalizar la Guerra Civil fue detenido y puesto disposición de la autoridad militar. Fue condenado por auxilio a la rebelión a 14 años, 8 meses y 1 día, pasando por las prisiones de Grazalema y El Puerto de Santa María. Fue puesto en libertad en septiembre de 1941.

[53] Fue asesinado en la sierra por Guardias Civiles y falangistas grazalemeños en octubre de 1937. ABC, 12/10/1937, pág. 25.

[54] La prensa republicana recogió la llegada de los milicianos a Grazalema: «[…] Al día siguiente, domingo, llegaron a Ronda legiones de campesinos armados, que rápidamente, procedieron al desarme de los elementos fascistas, logrando incautarse de numerosas armas, entre ellas de varias ametralladoras, que luego fueron repartidas entre los defensores de la República. Hecho esto, un puñado de valientes, al mando del suboficial de Carabineros, señor Trujillo, salieron ocupando tres camiones, con rumbo a Grazalema, población que tomaron sin que opusiera resistencia el enemigo, al que se hicieron tres prisioneros». ABC, Madrid, 4/08/1936, pág. 28.

[55] Declaración de Fernando Vázquez Fernández en ATMT2º, Sevilla, Sumarios, Leg.1255, nº 31588. Una pequeña biografía del secretario del Ayuntamiento de El Bosque Santiago Pérez Fernández de Castro en ROMÁN ROMÁN, J. “Santiago Pérez Fernández de Castro: Hijo adoptivo y predilecto de El Bosque”. Revista de las Fiestas Patronales en Honor a San Antonio de Padua. 10-13 de junio de 2011, págs. 27-32. D.L. CA 303-2011.

[56] Posteriormente sería puesto en libertad por la intermediación de su hermano Juan, que era concejal, ante uno de los miembros del Comité de Defensa, Andrés Villalobos Rincón Sacristán. Vázquez decía que la destitución como alcalde estaba motivada por las buenas relaciones que tenía con la Guardia Civil del puesto de Grazalema.

[57] Declaración de Fabián Gómez Martín, Guardia Civil, Comandante Militar de la plaza de Grazalema en ATMT2º, Sevilla, Sumarios, Leg.1255, nº 31588.

[58] Los guardias civiles eran Juan Zarco Martínez y Miguel Sánchez Rosado, este último de 38 años de edad y natural de Algeciras. El lugar de la defunción fue en La Ribera de Gaidovar. REGISTRO CIVIL DE GRAZALEMA. Tomo 45, Defunciones 1931-1936, folio 163 v. y 164.

[59] Todos los miembros que formaron el Comité de Defensa y de Abastos así como los que realizaron servicios de armas fueron perseguidos. Sabemos que muchos de ellos pasaron por los Tribunales Militares, otros fueron asesinados y alguno se exilió. Miguel Rincón Barea Argolla fue detenido en Jaén, juzgado por un Tribunal Militar de Córdoba y sentenciado a la última pena. Esta se cumplió en Grazalema a petición de las autoridades franquistas locales. Fue ejecutado a garrote en la cárcel de Grazalema, para la ejecución se trajo el instrumental y al verdugo de la Audiencia de Málaga. Francisco Capacete Sánchez Capacete y Andrés Villalobos Rincón Sacristán también fueron ejecutados. En otros casos se cebaron con la familia. A Ignacio Alcaraz, que regentaba una administración de lotería en Grazalema, le asesinaron a su hija Catalina que fue enterrada junto a 14 mujeres más y un adolescente en una fosa común en la finca El Retamalejo. Ignacio fue perseguido, detenido, juzgado y condenado a muerte. Finalmente su condena fue conmutada por la de 30 años.

[60] ARCHIVO TOGADO MILITAR DE ALMERÍA (Abreviado: ATMA). Leg. 961, nº 17. Declaraciones de Francisco Capacete Sánchez Capacete y José Pozo Rincón Pepito Luna, jefe local de Falange.

[61] Declaración de Fernando Vázquez Fernández y Fabián Gómez Martín en ATMT2º, Sevilla, Sumarios, Leg.1255, nº 31588. Serrán Pagán indica que a estas sacas también se opusieron dos destacados anarquistas grazalemeños, Rincón y El Sebio. Este último desde el balcón del Ayuntamiento dijo que «en el pueblo somos nosotros suficientes para eliminar a alguien que fuera necesario y, por tanto, nadie de afuera debe entrometerse en las cosas de Grazalema».

[62]Tras la entrada de los sublevados los cuerpos de estas personas fueron recuperadas y enterradas dignamente en el cementerio. Una vez recuperados los cuerpos  de la fosa la zanja fue reutilizada por los fascistas para enterrar a varias personas asesinadas tras una saca.

[63] ATMA. Leg. 961, nº 17. Declaraciones de Francisco Capacete Sánchez Capacete y José Pozo Rincón Pepito Luna, jefe local de Falange.

[64] ROMERO ROMERO, F. Alcalá del Valle. República, Guerra Civil y represión, 1931-1946. Alcalá del Valle, Ayuntamiento de Alcalá del Valle, 2009, pág. 127.

[65] SÍGLER SILVERA, F. “Resistencia Republicana y Guerra Civil en Ubrique”. Papeles de Historia Nº 2, Ubrique, 1990, pág. 65.  En ella participaron dos aparatos Breguet XIX.

[66] La “Columna Cádiz” estaba compuesta por una compañía del Grupo de Fuerzas de Regulares Indígenas nº 4 de Larache, dos compañías de fusiles así como otra de ametralladoras y una sección de morteros del Regimiento de Infantería de Cádiz nº 33, dos centurias de Falange de Cádiz, un escuadrón del Regimiento de Cazadores de Caballería Taxdir  nº 8 de Sevilla, una batería de 75 y una batería de 105, con los correspondientes servicios. NÚÑEZ CALVO, J. “La actuación de las columnas rebeldes en las sierras de Cádiz y Ronda”, comunicación presentada al los Cursos de Verano de la Universidad  Pablo de Olavide (Sevilla). Curso: Andalucía: Guerra y Exilio, Carmona 9 de septiembre de 2003. Edición digital: http://usuarios.lycos.es/historiaymilicias/html/guecicadizcolumnas.htm

[67] PINILLOS ORTIZ DE LANDALUCE, F., op. cit., pág.104.

[68] El falangista Fernando Zamacola Abrisqueta había sido liberado el 19 de julio de 1936 del penal de El Puerto de Santa María en donde se encontraba preso junto a otros militantes de FE de las JONS. La acción de Grazalema le valió la Medalla Militar Individual. Las fuerzas mandadas por Zamacola, denominada la Centuria de los Leones de Rota, son de infausto recuerdo en la pedanía de Benamahoma donde llegaron a causar una verdadera masacre. ROMERO ROMERO, F. “Falangistas, héroes y matones. Fernando Zamacola y los Leones de Rota”, Cuadernos para el Diálogo Nº 33, 2008, págs. 32-39 y ESPINOSA MAESTRE, F. La justicia de Queipo. Violencia selectiva y terror fascista en la II división en 1936: Sevilla, Huelva, Cádiz, Córdoba, Málaga y Badajoz. Barcelona, Critica, 2006, págs. 228-239.

[69] NÚÑEZ CALVO, J., op. cit. y PINILLOS ORTIZ DE LANDALUCE, F., op. cit., pág.104.

[70] ROMERO ROMERO, F. “Víctimas de la Represión en la Sierra de Cádiz durante la Guerra Civil”. Almajar 2. Revista de Historia, Arqueología y Patrimonio de la Sierra de Cádiz, Ayuntamiento de Villamartín, 2005, págs. 226-227.

[71]Esta fosa fue recuperada mediante una intervención arqueológica de exhumación en el verano de 2008.

[72] ROMÁN ROMÁN, J. “Mapa de fosas comunes de la Guerra Civil en la Sierra de Cádiz”. Investigación que forma parte del Mapa de Fosas de Andalucía, subvencionada por la Junta de Andalucía y realizada a través de la Asociación de Memoria Histórica y Justicia de Andalucía (AMHYJA). http://www.todoslosnombres.org/doc/documentos/documento396.pdf

[73] ARCHIVO MUNICIPAL DE GRAZALEMA. Padrón municipal de 1936. En el apartado de Residencia Legal las nuevas autoridades franquistas grazalemeñas pusieron Con los Rojos.

Anuncios

Publicado el julio 8, 2014 en Uncategorized y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Soy de Francia y nieto del que fué el primer alcalde de Grazalema Juan HEREDIA VASQUEZ quizás se quedo alcalde un par de días en junio 1931 pero fue el primero de la 2a Republica
    Los datos se quemaron en 1936 como usted sabe
    Mi padre que a fines de los anos 50 se fue a Francia, era de los últimos hijos que nació en el pueblo y nos dijo que mi abuelo fue alcalde. Mi hermana tiene un libro de Alejandro Dumas que mi abuelo se compro en esos anos
    Mi tio me conto también hace anos que mi abuelo se encontraba en une lista de gente del pueblo a fusilar cuando entraron en Grazalema el grupo de los hermanos LOPEZ CALLE
    Mi abuelo murio en agosto del 1946
    Muchas gracias por sus documentos muy emocionantes
    Vine al pueblo en 2007 y también en 2011y también de pequeño en 1967 unos meses antes quede muera mi abuela
    La casa de mis abuelos estaba calle San Daniel

  2. jesúsromanroman@gmail.com
    este mail no parece ser el bueno para mandarle la foto
    me contesta que no es valido
    Que hago ?

  3. Me llamo Paquita del Valle Heredia: Nací en Grazalema en la Casa de mis abuelos maternos Juan Heredia Vázquez y Mª Jesús Mateos Ramires. Yo no conocí a mi abuelo pués murió de un infarto mucho antes de que yo naciera, pero mi madre nos contaba que su padre fué alcalde de Grazalema. Efectivamente era herrero y tenía la fragua en la calle ” LAS PIEDRAS”. Según me contaba mi madre que cuando empezó la guerra tenía 18 años; mi abuelo era un hombre culto pues a sus hijos los reuniá en las largas noches de invierno alrededor de la mesa del comedor con el ” brasero de carbón encendido para calentarse todos” yles leía libros deAlejandro Dumas: LOS MISERABLES Y EL CONDE DE MONTE-CRISTO, LAS MIL Y UNA NOCHE, ( el cual guardo yo de recuerdo, pero sin pastas,y faltán-dole el primer capítulo), les leía y les aprendia poesías y refranes y también coplas de aquella época. Yo cuando iba de jovencita al pueblo veía allí en un recibidor que había a la entrada de la casa en un cajoncito cartas ya amarillentas del gobernador de Cádiz dirigidas a mi abuelo cuando fué Alcalde, pero cuando ya murió mi abuela y vendieron los hijos la casa del pueblo, no se si las tiró mi tía Catalina Heredia o qué hicieron con ellas. Es verdad lo que nos contaba mi madre que los comunistas del pueblo se lo quisieron llevar para matarlo ( símplemente por haber sido Alcalde) y si se libró fué porque tres de sus hijos mayores que ya tenías veintitantos años se enfrentaron al grupito de cuatro o cinco que vinieron a por él y se pusieron delante de su padre para protejerlo y les dijeron que si se atrevían que tocaran a su padre que antes se las tendrían que ver con ellos y que quietos no se iban a quedar …….Eran mis tíos ( muertos ya los tres) Fernando Heredia , Esteban y Juan ,bién altos y fuertes que eran…… Unos días o semanas después se encontraron a mi
    tío Fernando sólo por la calle y sí que se vengaron porque solo no se pudo defender. Según contó él lo montaron en un coche y cuando lo llevaban por la carretera de Grazale-ma a Ronda por el llamado “salto del Cupí” se sintieron disparos de ametralladoras o le empezaron tropas que ya iban avanzando hacia Grazalema a disparar al coche, y paró el que conducía y con los demás que lo acompañaban salieron corriendo para protegerse y lo dejaron a él allí sólo. entonces se bajó del coche y agazapado por los matorrales se fué hacia donde provenían los disparos y dando voces o gritos les decía por favor no me dispareis, que a mí me llevaban en este coche para matarme y yo no le he hecho mal a nadie. Y dice que lo auxiliaron por lo visto no se si eran un grupo de militares que después de varios días por aquellos campos tomaron el pueblo. Y a mi madre le comentaron después de la guerra , que no sé donde encontraron una lista con un montón de nombres de chicas jóvenes del pueblo que estaban todas apuntadas para llevárselas porque las veían ir a misa los domingos. Yo nací Veinte y pico años después de la guerra y cuando veo películas españolas nadamás que defendiendo al bando “rojo” y solo ponen de malos acreo que se llamaban “los nacionales” y según tantos libros que he leido para informarme:
    los “rojos o comunistas fueron los que empezaron en la zona de Cataluña a matar monjes, curas y monjas a no parar y en otras muchas poblaciones de España lo mismo. En málaga no voy a poner lo que he leido que hacian con los sacerdotes y en toledo he visto yo en la catedral los nombres de todos los que asesinaron sólo porque los coministas no creen en Dios……..Pués yo pienso que en la iglesia lo que te enseñan es amar al prójimo y a ser bueno y caritativo con los demás. Después entraron o tomaron los nacionales las ciudades, y el rencor de a todos los que le habían matado a algún familiar o amigo……pués
    se ve que se vengó, y empezaron a hacer lo mismo de lo mismo…….. Pero si vemos todas las guerras y más guerras civiles son lo mismo, siempre van y se cargan primero al que no le cae bien o al que ha figurado en algo..
    Bueno, espero que os haya servido de algo la historia de la guerra civil Española que vivió mi madre y su familia, Me he extendido mucho, pero para explicar lo que le pasó a mi abuelo y a mi tío con pelos y señales tenía que ser así y tengo para contar lo habido y or haber de más cosas que acontecieron en el pueblo por aquella época. Me ha gustado mu-
    chísimo Toda la información de raices de Grazalema, y me ha dado mucha alegría al ver la foto de mi abuelo Juan Heredia. Un saludo a todos y salud y suerte para todos los grazalemeños……..que es unos de los pueblos más bonitos de la serranía de Cádiz.

    • Gracias por tu testimonio. Con tu permiso se lo remitimos al historiadorJesús Román que está estudiando este periodo tan convulso de nuestra historia y que en su día solictó a través de estas páginas se le remitiesen todas los testimonios posibles. Os dejo su corre electrónico para ello jesusromanroman@gmail.com. POr otro lado nos gustaria que nos enviaras una fotografía de tu abuelo Juan Heredia Castro para poder colocarla en el blog como recuerdo peremne a su memoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: