Archivo del sitio

La Fiesta de Moros y Cristianos de Benamahoma del año 1.935.

65029961

 .

 separador-para-web

.

Zahara y lo que después se conocería como Señorío de las Cuatro Villas (Ubrique, Benaocaz, Villaluenga, Grazalema, y los anejos de Benamahoma y El Bosque) fueron los territorios que durante más tiempo constituyeron la frontera entre el reino cristiano de Castilla y el Nazarí de Granada.

Los constantes enfrentamientos e incidentes de frontera, dejaron un hondo recuerdo entre sus habitantes base de las Fiestas de Moros y Cristianos, que estuvieron muy extendidas por los territorios del antiguo reino integrados hoy día, en las provincias de Granada, Málaga y Almería,

El aspecto teatral de la fiesta al que eran tan aficionados los españoles, la reafirmación del carácter religioso y católico de la comunidad, que los españoles consideraron históricamente como elemento definitorio del carácter nacional, frente a los enemigos tradicionales de la monarquía hispánica (moros, turcos y protestantes), y la afición a las escaramuzas o batallas con las que debían ejercitarse las milicias locales constituidas a partir del gobierno del Cardenal Cisneros y de Felipe II, hicieron que estas fiestas gozasen de un gran predicamento en la tierras del Reino de Granada, de las que Benamahoma constituía, ya bajo dominio cristiano, su última frontera oriental.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: