Archivo del sitio

FIDELIDAD HERMANA. Breve reseña histórica en torno al libro de actas de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores.

 10260035_864886116870894_8848371253527351491_n

.

Por Carlos J. García, hermano y costalero de Padre Jesús

.

separador-para-web

.

Viernes Santo. Negra túnica morada color Nazareno. Dolorosa Virgen. La tradición de un pueblo. Esfuerzo recompensado. Recuerdo. Es fe; es fidelidad hermana. Hay silencio en la parroquia, nazarenos en silencio. Tres golpes; rechinar de sandalias; un enorme cerrojo abre paso al Cielo. Grazalema. Grazalema cofrade. Es fe; es fidelidad hermana. Es la tradición de un pueblo.

No siempre fue en Viernes Santo. Ni hubo únicamente veneración por Padre Jesús. Me contaba hace días el amigo y querido Melchor Sánchez, quien tuvo la suerte de hablar con quienes recordaban la más vieja pero aún reciente Semana Santa de nuestro pueblo, de la importante veneración que existía a principios de siglo hacia un buen número de imágenes en Grazalema, algunas al parecer con tradición inmemorial. Como hoy, la primigenia hermandad de Nuestro Padre Jesús tenía su sede canónica en la parroquia de la Encarnación, donde radicaba una imagen que fue destruida durante la Guerra Civil; existían otras dos hermandades de Pasión con sede en San Juan, la del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz y Sangre y la de María Magdalena y San Juan, de tradición también muy arraigada entre la feligresía local. En la ermita del Calvario presidía el altar una imagen de la Virgen con la advocación de María Santísima de la Soledad. Hasta el Calvario se celebraba además un Via Crucis cuyo punto de partida era la propia parroquia. Y en la ermita situada en plena sierra existía también la imagen de un Niño Jesús que salía a las puertas del hoy derruido templo cada Domingo de Pascua, cuando las familias acudían con sus niños y con hornazos para festejar la Resurrección del Señor.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: