Archivo del sitio

La Real Fábrica de Paños de Grazalema: Sus reglas para la transformación de la lana y elaboración de los paños

carlos III

Escudo  de Carlos III. Este escudo y el de su padre Felipe V, debían de figurar en la puerta del depósito de la Fábrica de Paños.


separador-para-web

Luís Ruiz Navarro

Diego Martínez Salas

.

En los artículos que anteriormente hemos ido publicando en Raíces de Grazalema sobre su Real Fábrica de Paños, vimos como los diversos Privilegios otorgados a la villa por Felipe V (26 de noviembre de 1745), y Carlos III (20 de agosto de 1.779), sometían todo el proceso de fabricación de los paños a la vigilancia y gobierno de Cuatro diputados y tres veedores organizados en la conocida como Junta de Veinticuatro de la Real Fábrica de Paños de Grazalema.

Esta Junta de Veinticuatro, presidida por el Alcalde Ordinario de la villa, elegía anualmente al Juez Delegado y al Subdelegado y que tenían por misión resolver los conflictos y disputas entre los distintos oficios, inspeccionando el cumplimiento de las Ordenanzas de la fábrica en la producción de paños. En dicha reunión se elegían igualmente a los Diputados que eran los encargados de la administración ordinaria de la fábrica. La junta se completaba con los representantes de los fabricantes y de los principales oficios que participaban en el proceso de producción y por el Secretario de la Junta que ordinariamente era el escribano o notario de la Villa y su Cabildo.

La Junta de Veinticuatro, al resolver los distintos problemas y conflictos entre los interesados en la producción de los paños, fue generando un auténtico cuerpo de normas que reglamentaba toda la actividad, y que estimábamos perdidas, hasta el feliz hallazgo de una copia del acta de la Junta de Fabrica del 16 de Enero de mil ochocientos veintiocho, celebrada bajo la presidencia del Alcalde Ordinario de Grazalema don Nicolás de Piña, y del Juez Subdelegado D. Juan Ximenez y Ximenez, en la que se hace constar la necesidad de ratificar y recordar a sus miembros, todos los acuerdos que para la buena marcha de la fábrica se habían ido aprobando durante su historia hasta la fecha de la reunión.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: