Archivo del sitio

María Victoria Gallardo. Amor bajo la sierra gris de Grazalema

asc wqev_phixr (1)

separador-para-web

DESDE MI ALTOZANO

María Victoria Gallardo. Amor bajo la sierra gris de Grazalema

Cándido Gutiérrez Nieto

Para descargar el archivo de audio original, pincha el enlace

https://www.dropbox.com/s/zph0rq7djzkb7dy/Programa%2010%20-%20Amor%20bajo%20la%20sierra%20gris%20de%20Grazalema.wav?dl=0

 .

Queridos paisanos y paisanas. Un cordial saludo a todos

Confieso que una de las principales razones por las que acepté la invitación, que tan gustosamente me ofreció Radio Grazalema de presentaros semanalmente esta columna “Desde mi altozano”, fue hablaros, en alguna ocasión, de un fenómeno ocurrido en nuestro pasado reciente, que concentró las llamadas Tardes poéticas de Grazalema y muy especialmente de su inspiradora, la maestra y poetisa, grazalemeña de adopción, Mª Victoria Gallardo Nuñez.

A Mª Victoria Gallardo (Toya para tantos amigos) y su arraigo con todo lo nuestro y sobre todo su producción poética, quiero dedicarle este programa de hoy. A las Tardes poéticas le dedicaremos otro próximo. En este nos centraremos en Toya, porque su historia personal con nosotros, el pueblo de Grazalema, discurre en lo que he denominado como una intensísima historia de amor bajo la sierra gris de Grazalema; nuestras montañas.

Y hay razones para poner este título a este programa. Su segundo poemario, cargado de simbolismo, es una colección de bellísimo y emotivos poemas que se titula “Desde el niño y la Sierra”. Por tanto este espacio, la sierra, tiene, una enorme significación emotiva en toda su obra y su proyección en años muy importantes de su vida. Y con nuestra tierra, tuvo una apasionada historia de amor. Y gris, porque la vida es así, la vida tiene un color gris (para unos con tonalidades más próximas al blanco o viceversa). La vida tiene experiencias unas veces más claras y otras más oscuras. Como nuestra sierra, también son grises las tonalidades síntesis de nuestras vidas. Según las experiencias, comúnmente la vida transita entre claroscuros donde se mezclan, a veces, momentos negros y tristes; y también momentos luminosos que la ventura nos regala.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: