Sellos de las parroquias del Arciprestazgo de Grazalema conservados en los archivos de Málaga

1863

1863

separador-para-web

.

Tras la incorporación del Señorío de las Siete Villas a la Diócesis de Málaga, y una primera adscripción de estos pueblos al Arciprestazgo de Ronda, pronto se sintió la necesidad de optimizar la administración eclesiástica de los pueblos serranos mediante la creación de un nuevo arciprestazgo con cabecera en Grazalema, en cuanto pueblo que pronto destaca por su mayor importancia económica.

La razón de las sucesivas organizaciones territoriales de la Diócesis, la expresan reiteradamente los documentos episcopales de todas las épocas:

.

“La dilatada extensión del territorio que comprende la Diócesis (…) y lo quebrado de los caminos que conducen a la mayor parte de los lugares de la misma, hace preciso que se divida en Distritos subalternos y Arciprestazgos, al frente de los cuales estén sacerdotes Delegados de Nuestra Autoridad, que fácilmente conozcan las necesidades de nuestros pueblos y Nos la comuniquen para que proveamos a su remedio”.

.

La figura del arcipreste, como autoridad delegada del Obispo, se potencia a partir del Concilio de Trento, teniendo como cometidos principales supervisar el lugar de residencia de los sacerdotes evitando su absentismo, y proveyendo sus ausencias, la predicación, catequesis, asistencia a enfermos, y la visita e inspección de las Parroquias, etc,.

Junto a las potestades disciplinarias respeto a clero y fieles, sirve como punto de comunicación entre el Prelado y sus sacerdotes, teniendo lugar en su residencia las reuniones, conferencia, retiros y cursos a los que debía asistir todo el clero.

El Arciprestazgo de Grazalema, estaba integrado por las Parroquias de El Bosque, Benamahoma, Grazalema. Villaluenga del Rosario, Benaocaz, Ubrique y Cortes de la Frontera.

La creación de las provincias  por el Decreto de Javier de Burgos de 1833, no tuvo en cuenta la realidad de la serranía como una comarca natural; dividiendo la misma entre las provincias de Málaga y Cádiz, adjudicando los pueblos de los antiguos arciprestazgos de Olvera y Grazalema a la nueva Provincia de Cádiz, y los de Ronda a la de Málaga. Sin embargo, estos nuevos pueblos gaditanos se mantuvieron dentro de la Diócesis de Málaga, hasta mediados de los años cincuenta del Siglo XX, en que pasaron a la Diócesis de Cádiz, con el fin de hacer coincidir los límites provinciales con los de los obispados.  

Esta división resulta contraria a la realidad económica, natural e histórica de estos pueblos, y  ha sido, es y será probablemente fuente de conflictos,  y problemas como se ha demostrado no hace mucho con las tensiones producidas en el seno del organismo rector del Parque Natural Sierra de Grazalema; única entidad que creo recordar, respeta la conformación natural e histórica de las comarcas serranas. De ahí que se vaya abriendo cada día más una corriente administrativista que propugna la desaparición de las provincias y la reorganización de los territorios en comarcas, como circunscripciones más adecuadas y racionales para la administración y prestación de los servicios a los ciudadanos.

.

Xilografía del Arciprestazgo de Grazalema

 

La utilización de sellos para autentificar los documentos, se ha limitado secularmente a las máximas autoridades y dignidades, como reyes y papas, que los usaron sobre papel y principalmente sobre cera, y plomo. A partir de mediados del  Siglo XIX, comenzó a extenderse su uso a la generalidad de autoridades civiles y eclesiásticas,  una vez que se fue abandonando la redacción de los documentos por los escribanos públicos, que por su sola intervención daban y dan autenticidad (hoy se les llama Notarios) a los documentos en los que actuaban.

Los Archivos Diocesano y Catedralicio de Málaga conservan una importante colección xilográfica recientemente catalogada; conservandose en ellos los sellos utilizados en el Arciprestazgo de Grazalema y que vamos a reproducir.

.

GRAZALEMA

.

El sello que a continuación reproducimos se encuentra estampillado en documentos conservados desde el año 1.863. La leyenda que reza: “Arciprestazgo y Curato de Grazalema”, indica que sirvió para validar tanto los documentos dirigidos al resto de parroquias integradas en la circunscripción como para los documentos propios de la Iglesia de Grazalema. El báculo hace referencia a la autoridad pastoral del Arcipreste, como delegado del Obispo, y la rama de azucenas es atributo de la pureza de San Gabriel y simboliza  la advocación de la Parroquia: “Nuestra Señora de la Encarnación”.

.

1863

1863

El siguiente sello data del año 1.901 y en el se repite la misma leyenda, si bien el motivo alude a la advocación parroquial presentando la Anunciación del Ángel Gabriel a la Virgen, misterio inseparable al de la Encarnación. De hecho la Anunciación  es lo que representa el sello en el que el Ángel Gabriel le revela a la Virgen María que dará a Luz a un hijo por obra del Espíritu Santo, y ella finalmente responde: “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”, momento en el que sucede la Encarnación, El origen de la veneración a la advocación de la Encarnación es muy antiguo ya que es unos de los primeros dogmas de la iglesia ya que va estrechamente ligado a la doble naturaleza Humana y divina de  Jesucristo,

 

1901

1901

Similar al anterior es el utilizado durante el periodo 1937-1941, en el que bajo la misma leyenda se narra la escena de la Anunciación de una forma más detallada y descriptiva, con un cumulo de ángeles junto al arcángel y la virgen arrodillada a los pies, inspirándose en la portada de la misma iglesia parroquial.

1937-1941

1937-1941

A partir de 1.941 desaparece la mención al arciprestazgo  e incluso a la propia advocación parroquial como podemos observar en el sello utilizado a partir del año 2.002.

1941

1941

2002

2002

.

BENAMAHOMA

.

Benamahoma tuvo parroquia desde 1505 hasta el S. XVIII, en el que la pierde por intereses ajenos al bien común.  En 26 de junio de 1891 es restaurada. A estos serranos les cabe el honor de haber mantenido siempre la fábrica, mobiliario y toda la Parroquia a su exclusiva costa. De esta parroquia se conservan dos sellos. Uno del año 1894, y otro del año 1931. En ambos puede leerse y se representa la advocación de San Antonio de Padua o Lisboa, titular de la Parroquia, y con una gran devoción en la comarca, con fama de milagroso, encuentracosas, buscanovios, e invocado para casi todo, patrono de pobres y mendigos, hombre de letras y excelente predicador.

1894

1894

BENAMAHOMA 2

.

El BOSQUE

.

El Bosque no tuvo existencia como municipio hasta el año 1810 en el que se erige su Ayuntamiento por Fernando VII, pues hasta esta época su jurisdicción pertenecía en común a las cuatro villas que sobrevivieron a las siete que constituían inicialmente el señorío (Grazalema, Villaluenga, Benaocaz y Ubrique).

El primer sello registrado es del año 1907, en el que bajo la leyenda de Parroquia de N.S. de Guadalupe, aparece una corona sobre una media luna como imagen apocalíptica alusiva a la Virgen. El siguiente sello del año 1984, es más simple y se limita a recoger la denominación de la Parroquia sobre una cruz.

1907

1907

La advocación de Nuestra Sra. De Guadalupe dio nombre a esta población durante el S. XVIII en el que también se le conocía como Marchenilla.

1984

1984

VILLALUENGA DEL ROSARIO

.

Capital oficiosa de las cuatro villas, por ser allí donde se reunían sus representantes para tomar las decisiones comunes, erige su parroquia el 12 de noviembre de 1487.

En los sellos conservados en los archivos de la Diócesis de Málaga, sobre documentos de 1863, aparece la imagen de San Miguel, titular de su Parroquia, armado y sometiendo a sus pies al demonio, en una forma de representarlo muy extendida durante el barroco. El motivo se repite en el sello que le sigue del año 1941, en el que presenta el escudo con su lema: “quid ut Deus”, quien como Dios, que es la traducción de su nombre, y que alude a que ningún poder puede prevalecer contra Dios, perteneciéndole siempre la última palabra.

.

1863

1863

La devoción a San Miguel es tan antigua como la Iglesia pero creció en importancia a finales del Siglo XIX. Se cuenta que el 13 de octubre de 1884 el papa Leon XIII experimentó, durante la celebración de la misa, una visión en la cual vio a Satanás y a sus demonios desafiando a Dios, diciendo que podía destruir su Iglesia si quería. Sin embargo, el pontifice pensó que si el demonio no lograba su cometido, sufriría una derrota humillante. Vio entonces aparecer a Miguel y lanzar a Satanás y sus legiones en el abismo del Infierno. Después llamó a su Secretario para la Congregación de Ritos. Le entregó una hoja de papel y mandó que se enviara a todos los obispos del mundo, indicando que la oración que había escrito tenía que ser recitada después de cada misa. 

 

1964

1964

.

“Arcángel San Miguel, defiéndenos en la lucha, sé nuestro amparo contra la maldad y las asechanzas del demonio. Pedimos suplicantes que Dios lo mantenga bajo su imperio; y tú, Príncipe de la milicia celestial, arroja al infierno con el poder divino, a Satanás y a los otros espíritus malvados, que andan por el mundo tratando de perder a las almas. Amén”

 

Después del Concilio Vaticano II, el mandato de recitar esta oración al finalizar la misa fue revocado pero se puede continuar con esta práctica a manera de devoción. De acuerdo a la tradición católica, la Coronilla a San Miguel Arcángel ofrece grandes bendiciones a quien la rece, incluyendo la liberación del purgatorio de la persona que reza, de sus familiares y seres queridos.

 .

BENAOCAZ

.

Erigida el 17 de noviembre de 1485, bajo la advocación de San Pedro, patrón de la Villa, cuya fiesta se celebra el 28 de junio, con la antigua tradición de la Cencerrada de San Pedro.

El sello que figura en los archivos data de 1863. En el se representa una cruz entre unas llaves y una palma cruzadas, alusivas al pontificado y martirio  de San Pedro. Sobre ellos la leyenda. “Iglesia Parroquial de Benaocaz”. También figuran las iniciales R.C. probablemente correspondientes al Párroco que lo encargó y cuya firma validaba el sello.

1863

1863

.

UBRIQUE

.

Tras la reconquista. el Arzobispado de Sevilla, se apropia de  Ubrique si bien pronto regresa a la Diócesis de Málaga por orden de Roma (1493). El sello mas antiguo que se conserva de Ubrique es del año 1863. Tanto este como el posterior de 1873, presentan dos flechas cruzadas que representan la forma en que murió martirizado San Sebastián patrón de Ubrique, bajo el Anagrama de María, y la leyenda de “Curato de Ubrique”. El primero de ellos presenta dos iniciales ilegibles. Similar a este es el de 1902, que tiene las iniciales J.C. correspondientes a José Cabello. Párroco de la misma.

1863

1863

1873

1873

1902

1902

La devoción a San Sebastián en Ubrique la trajeron probablemente los soldados que reconquistaron la población pues estaba muy extendida entre estos durante la reconquista, por ser San Sebastián soldado romano y ser martirizado por asaetamiento. A él se acudía  contra la peste y contra los enemigos de la religión.

En 1931, se documenta el siguiente sello en el que podemos leer la leyenda: “Parroquia de Nuestra Sra. De la O- Ubrique (Cádiz)”, que rodea una imagen de la Virgen coronada y con una orla de rayos.

1931

1931

La advocación de la Virgen de la O, de la Esperanza o de la Expectación, hace referencia a la espera del parto del Señor, que hace que la Iglesia se centre en torno a la Virgen como mujer donde queda depositada esta esperanza. El décimo concilio de Toledo (656) instituyó su fiesta que se llamó muy pronto de la Expectación del Parto, y que debía celebrarse ocho días antes de la solemnidad natalicia de nuestro Redentor, o sea el 18 de diciembre.  La razón del nombre “O” es la exclamación admirativa “oh” que aparece en las siete estrofas de las antífonas que se rezan durante las Visperas de ese día hasta la Navidad, como por ejemplo Oh Sabiduría que brotaste de los labios del Altísimo 

1981

1981

Desde 1981 consta el uso del sello anterior que repite la leyenda usada hasta la fecha, si bien representa la letra “0” coronada en alusión a la advocación esperancista o de expectación de la titular Parroquial.

 Diego Martínez Salas

 

images

Notas.- 

1)      ACM. Constituciones Sinodales de Muñoz Herrera de 1910.

2)      ELIAS DE MATEO. La Diócesis de Málaga a finales del S.XIX. Límites y División Eclesiástica.

3)     VEGA MARTIN MIGUEL. Xilografía de las Parroquias de la Diócesis de Málaga. 

Anuncios

Publicado el marzo 19, 2014 en Uncategorized y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: