La Conspiración Carlista de Grazalema de 1.836

Guerrillero carlista andaluz de 1836

 Luís Ruiz Navarro

separador-para-web

.

Nuestro paisano, D. Antonio Díaz, Subteniente retirado del Regimiento Provincial de Ronda, está preso en la cárcel del pueblo.   El Juez del Partido de Grazalema le encuentra culpable de dos cargos y dicta sentencia:Seis años de presidio en el peninsular de Granada, por delito de infidencia.  Diciembre de 1.836.

Con parsimonia, lía  un cigarro de picadura de Gibraltar del cuarterón que había traído su mujer, María Guerrero, junto con ropa limpia.  A  través del alto ventanuco de gruesos barrotes, sólo divisa la veleta de la Aurora que hoy parece rascar las nubes de gris “panzaburra” que se desplazan lentamente hacia Las Veguetas.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

El Pregón de Miguel García Caballero

 
separador-para-web
Hoy día con la crisis económica que estamos padeciendo es muy fácil caer en la tristeza y en el desencanto. Nos levantamos y comenzamos la cantinela diaria del “todo va mal”: los políticos son unos sinverguenzas, la juventud no tiene respeto, ya no hay amistad, todo es un abuso, no hay ética ni moral… La lista puede ser interminable. Pero no podemos olvidar, que esta visión catastrofista no se corresponde tanto con la realidad sino mas bien con nuestro estado de ánimo, que solo nos hace ver lo malo de la realidad y de las personas que nos rodean, volviéndonos agresivos y matando todo lo que tocamos. Lee el resto de esta entrada

La Estación Meteorológica de Grazalema. Primera época.

edb20-251672_400390633330746_484295331_n_phixr

.

 Luís Ruiz Navarro

separador-para-web .

            No hay ningún grazalemeño que no esté orgulloso de su pueblo y de sus singularidades.  Una, característica, es la lluvia.   Todos conocemos lo mucho y bien que llueve.    Aunque los derroteros de la vida nos sitúen a muchos kilómetros de distancia,  nos gusta saber  “cuanta agua ha caído…” y es tema recurrente de conversación, en invierno, cuando dos paisanos se encuentran y saludan fuera de Grazalema.

 

            Pero ¿sabemos algo más de quién, cómo y cuándo comenzaron las mediciones…?  Después de más de un siglo, muy pocos conocen la pequeña  historia de la Estación Pluviométrica de Grazalema, que así fue su nombre original y que ahora contamos.

 

            Cándido Ruiz y Ruiz,  grazalemeño nacido en 1866,  maestro de instrucción pública, titular de la Escuela Pública de niños núm. 3  hasta un año antes de su fallecimiento,  ocurrido en 1926, fue una persona con muchísimas inquietudes culturales, que procuró poner en práctica.

 

pb130225_phixr

Cándido Ruiz Ruiz, maestro regeneracionista, naturalista, poeta satírico y fundador de la Estación Meteorológica de Grazalema.

 .

          Una de ellas era conocer la meteorología, ciencia que por aquél entonces estaba en sus balbuceos y a nivel popular no interesaba a nadie, salvo a los que afectaba directamente a su trabajo: la gente de mar -tan lejos de allí-  y a los labriegos;  éstos se las apañaban mal que bien con las cabañuelas, el Almanaque Zaragozano y la tradición de sus mayores.

 

            Hizo amistad con D. Juan Gavala y Laborde, Doctor Ingeniero de Minas, miembro del Instituto Geológico y Minero de España -del que fue después Director-  autor del libro “Descripción Geográfica y Geológica de la Serranía  de Grazalema en la Provincia de Cádiz” publicado por dicho Instituto en 1918 y que pudiera ser el primer estudio científico de nuestra Serranía.

 .

61532-toro001_phixr

Antigua casa de Cándido Gutiérrez donde pintó un planetario con el que enseñaba a sus alumnos (nuestros abuelos) los secretos del universo.

,

            En las estancias previas en nuestro pueblo para preparar dicha publicación,  Cándido Ruiz le acompaña en sus idas y venidas por la sierra y le hace partícipe de sus mediciones “oficiosas” de lluvia, obtenidas con un pluviómetro comprado por él sobre 1904, que le hacen intuir una pluviosidad  especial comparada con su entorno inmediato.  Estas también fueron mostradas a otro eminente geólogo de la época, José Macpherson,  conocido de ambos, que estaba muy interesado en la meteorología, que también había visitado nuestro pueblo y  Sierras,  motivado por estudios que dieron como resultado la publicación de su obra “Bosquejo Geológico de la provincia de Cádiz”.

 

            El Sr. Gavala escribe en su obra citada, al reseñar litros  de lluvias caídas  “… estos datos me los facilita el encargado de la Estación, D. Cándido Ruiz que desempeña su misión con extremada escrupulosidad, conociendo así  las cifras colosales…”   Se conserva  un ejemplar en el que figura la siguiente dedicatoria firmada  “A mi amigo D. Cándido Ruiz, a cuyas pacientes observaciones pluviométricas se debe el conocimiento de las lluvias torrenciales de Grazalema…”         

 

1231697_230726797085212_1367017117_n-1_phixr

Ana María Ruiz Dorado, continuó con la labor emprendida por su padre Cándido, siendo la “culpable” de que Grazalema fuera conocida a nivel nacional por su pluviometría.

 .

            Aunque es un dato que no puedo confirmar, es probable que estos dos eminentes científicos, animaran a Cándido Ruiz para que “oficializara” la Estación, dotada de un pluviómetro  y una simple probeta para comprobar posteriormente la exactitud de la medición.  La   primera Tarjeta Oficial  emitida es en el mes de septiembre de 1912.  Dichas tarjetas, en sus inicios, además de los datos de precipitación, forma, hora, viento dominante y otros meteoros observados  (granizo, nieve, rayos etc.) llevaban anotaciones curiosas del tipo “hoy se han visto las primeras avefrías” … “después de una noche de horrible viento, nos informan de innumerables daños en árboles en la Ribera…”  “ni los más viejos del lugar recuerdan temporal semejante…”

 

            A la muerte de Cándido, le sucedieron como observadores sus hijas Mercedes, Antonia, Ana María y finalmente, su hijo Luis hasta su fallecimiento en 1988.

 

            Estas tarjetas se enviaban  diariamente  por correo al Servicio Meteorológico Nacional a su sede en Sevilla y posteriormente también simultáneamente a la sede de Málaga, por la incidencia de las precipitaciones  en el comportamiento de los acuíferos de ambas cuencas hidrográficas.  En los años 60 se simultanean con telegramas  oficiales diarios con los datos  a las mencionadas  cuencas hidrográficas y envío mensual de los correspondientes estadillos.

 

            Mediada la década de los 60, y a resultas de la constante petición por parte de Ana María de una mejora en los aparatos de medición, dotan a la Estación de un pluviógrafo tropical -de mayor capacidad- un termómetro de máxima y mínima y un evaporímetro.

 

b6206-1348690455344_phixr

Quien no recuerda los míticos partes meteorológicos de Mariano Medina.

  .

            Por aquellos años 60, Mariano Medina pone de moda en TVE la información del tiempo con sus mapas dibujados con tiza.  Y el famosísimo barco “K”, situado en medio del Atlántico que, a falta de satélites, nos avisaba de la llegada de las borrascas o del anticiclón.

            Y a Ana María  se le ocurre enviarle  los días de lluvia extraordinaria un telegrama con los datos de precipitación, amorosamente medidos por ella,  para que su querido pueblo  “saliera en la tele”…

 

c4595-img1101nm_phixr (1)

Luís Ruiz Dorado, último responsable de la Estación Meteorológica de Grazalema en su primera época.

 .

            Noche  tras noche pendientes del  Telediario, donde apenas vislumbrábamos el mapa  de D. Mariano por las interferencias en el receptor  (“nieve” que la llamábamos) le oíamos: máxima precipitación en España, tal localidad con 60 l/m2… decepción…  nada decía de Grazalema, que habían caído l50 litros.   Pero seguía, inasequible al desaliento,  enviando telegrama tras telegrama.    Hasta que llegó el gran día:   D. Mariano,  señala en el mapa un punto y dice: en Grazalema, provincia de Cádiz, tantos litros, según nos comunica la incansable encargada de la Estación Dª Ana María Ruiz, a quien le agradezco envíe  estos datos…

 

            Hubo fiesta en casa de Ana María y en los pocos hogares del pueblo  que, incrédulos, vieron y oyeron el nombre de Grazalema en la televisión.   Hoy, afortunadamente, lo vemos con frecuencia en los informativos de todas las cadenas.

 

b00b7-946394_661933433832831_1142143134_n_phixr (1)

  .

            La constancia y fidelidad en las observaciones le valieron a la familia el  reconocimiento del Servicio de Climatología del Servicio Meteorológico Nacional, que en 1976 en carta de su Jefe dice  “…una de las pocas Estaciones  en España que no ha interrumpido nunca el envío de datos  y en el año 1978 a propuesta del Jefe de Climatología, le conceden un Premio a la Estación, que Luis Ruiz Dorado recoge  con orgullo en un acto celebrado en Madrid y al que fue expresamente invitado.

.

5aa49-1378353_173126402881070_483495071_n_phixr

,

            En los años siguientes, cuando las noticias sobre el tiempo acaparan la atención de todos, era normal que distintos  medios de comunicación contactasen con Luis, en su casa o en el Ayuntamiento, lugar de su trabajo, para que facilitase los datos de lluvia, series históricas, curiosidades…    Con mal disimulada satisfacción contaba  que,  al fin,  interesaban los datos que tantos años llevaba pacientemente anotando su familia.

 

            En 1.988 fallece Luis Ruiz Dorado.  Después de 84 años, de los cuales están documentados sin interrupción alguna 76,  ninguno de sus dos hijos puede continuar con la tradición, al no residir en el pueblo.   Por ello, con dolor, le piden al Sr. Alcalde que el Ayuntamiento se haga cargo de “su” Estación.    Así se hizo y así continúa en la actualidad.

 .

images1

eaa22-1382240_10200215181180772_633370279_n_phixr

Luís Ruiz Dorado en su vejez paseando con su inseparable Sultán, en una imagen imborrable para quienes lo conocimos.

 

separador-para-web

Diego Martínez Salas

,

Este año se cumple el cuatrocientos aniversario del nacimiento de Fray Raimundo del Valle. Filósofo y  misionero de lejanas tierras y uno de los últimos místicos  españoles del siglo XVII. Nació Fray Raimundo, en la entonces malagueña villa de Grazalema, recibiendo en la pila bautismal el nombre de Juan.

 

Siendo todavía muy niño, perdió a ambos padres, probablemente en alguna de las epidemias de peste que diezmaron la población del siglo XVII. Huérfano y solo, tuvo la suerte de encontrar amparo con un hermano de su padre, a la sazón sacerdote en Grazalema, y bajo cuya  custodia fue madurando una mente despierta y una viva piedad que determinaron a su tío a encaminarlo  al sacerdocio.

(más…)

Cándido Ruiz Ruiz. “La niña que tomó fosforos”

 pb130225_phixr

Cándido Ruiz Ruiz (1866-1926)

separador-para-web

.

Muchos somos los grazalemeños, de cuna o corazón que “desterrados” de nuestro pueblo, sentimos la enorme melancolía de su ausencia. Lejos de  nuestros infantiles sueños en los que nos veíamos regresando a Grazalema con la fortuna suficiente como para establecernos en ella, dicho sea de paso sin dar puñetero golpe; se impone la triste realidad de una forzada y permanente distancia preñada de obligaciones y prisas.  Es quizás, esa añoranza melancólica, la que impele a nuestros mayores, ausentes de su tierra a pedir, conforme se van acabando sus días, que su descanso definitivo sea bajo la sombra de estas montañas.

Uno de estos desterrados enamorados del cielo de nuestro pueblo es Luís Ruiz, extrañado como yo en Málaga.

Lee el resto de esta entrada

El Toro de Cuerda en 1893

1794581_10201611500995103_1549073116_n

separador-para-web

José Antonio Chacón Muñoz, nos envía una copia del Diario  ” La Correspondencia del España” de  fecha 22 de julio  de 1893, en el que se publica la primera noticia escrita sobre el Toro de Cuerda de Grazalema.

 

10003909_10201611848043779_1985680916_n

1625460_10201611851523866_587926832_n

Si quieres descargarte el ejemplar del diario pincha en el siguiente enlace

images

Grazalema a 8 de marzo de 1.795. La Escuela Náutica de San Telmo

separador-para-web

 Diego Martínez Salas

 

El invierno de 1.795 fue especialmente duro. No cesó el agua, ni el viento. Tampoco esa oscuridad tan grazalemeña de los días de lluvia,  en los que las plúmbeas nubes velan la cumbre del San Cristóbal. Ese año la montaña quedó inédita y escondida durante su mayor parte. Lee el resto de esta entrada

Sopa de Grazalema

 

tumblr_m0hdlfIcSU1r4av3do9_1280

.

separador-para-web

.

La sopa de Grazalema es un plato ideal para los duros inviernos de la sierra para lo que en su simplicidad, aprovecha lo mejor de la ganadería porcina de la sierra.

. Lee el resto de esta entrada

La Casa de Filo

Alojamiento rural en un entorno natural único. Con capacidad para seis personas y todas las comodidades. Para más información contacte con: 651.80.72.88 Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: